5 tecnologías que las mamás probablemente nunca entenderán

Nuestras jefecitas no nacieron para esto y punto
A veces me pregunto cómo sería la vida sin nuestras madres, las personitas más buena onda del mundo, quienes de niños nos consienten y ya de jóvenes reprochan lo que hacemos mal. Por otro lado, así como nosotros necesitamos de nuestras madres, ellas suelen solicitar nuestra ayuda al utilizar las nuevas tecnologías del siglo XXI.

La explicación es que somos la generación que creció con nuevas tendencias, mientras que las mamás tuvieron qué adaptarse a ellas —y a nuestro comportamiento zombie. A continuación se listan 5 tecnologías que algunas madres nunca entendieron por mucho que les ayudáramos, aunque otras de plano se pasaron de lanza y aprovecharon para dejarnos en ridículo.

1. Smartphones

Vamos rápidamente a tomar el tema del uso de smartphones, porque las mamás no entienden nada de ésta tecnología por mucho que quieran adaptarse a la sociedad. Aunque no son las únicas que se compran un teléfono de excelentes características sólo para realizar llamadas, tampoco son muy buenas cuando están al teléfono suelen gritar porque por alguna razón creen que la otra persona no las escucha. ¿Y qué si algún día sufriéramos un percance? Es probable que el teléfono de mamá esté apagado o lo haya olvidado en casa, muriendo con ello nuestras esperanzas de sobrevivir.

2. Redes sociales

Hay algunas que ni siquiera son buenas para utilizar las redes sociales, principalmente Facebook. Nunca faltará el momento en que tu jefecita pregunte cómo agregar a nuevas personas, enviarles mensajes, comentar fotografías y publicaciones, etcétera, y siempre se preguntarán cómo es que dieron con ciertas personas, negando que su morbosidad haya colaborado para enviar una solicitud de amistad (ehem…). Ya se está poniendo de moda que las mamás pierdan el tiempo allí, así que ¡aguas con sus publicaciones donde tu madre te pone en vergüenza! Aunque no lo creas, sí pasa.

3. Selfies y fotografías

Para estar en la onda de la tendencia selfie, las mamás intentarán todo por copiar lo que hacen los jóvenes, quienes se toman en serio su faceta de ridículos y se ponen el teléfono frente a la cara para mostrarse como son verdaderamente. No puede ser posible que algo tan sencillo pueda ser tan complicado para las madres, ya que su pulso de ‘titiritero’ juega un papel importante a la vez que tienen problemas para identificar la cámara del teléfono, es decir, si es la frontal o trasera. Luego se preguntan por qué otra persona aparece en la fotografía en lugar de ellas.

4. Computadoras

Es raro ver a una mamá que sabe acomodar su tiempo para pasar tiempo con su familia y la computadora, pero hay algunas que tienen problemas con ello. Esto pasa cuando además de usar Facebook, quizá por algún trabajo pendiente tienen que utilizar un procesador de texto, una herramienta que conocen pero que no saben encontrar. Te pregunta por el Word de la suite ofimática Office y le respondes que está en el escritorio. Para tu sorpresa, tu mami busca el procesador de texto en el escritorio sobre el cual está ubicada la computadora. Epic FAIL. Mejor ya ni te cuento cuando en tu cumpleaños te dedican las mañanitas del rey David y terminan reproduciendo las de Cepillín. Típico escuchar esas frases como "esta máquina no me hace caso".

5. Mensajería instantánea (o el WhatsApp)

La aplicación de mensajería instantánea más popular a nivel mundial es tan conocida que hasta mamá ya está registrada y probablemente no lo sabías. WhatsApp cuenta con más de 600 millones de usuarios, entre ellos tu mamá y la de otros, quieren seguirte el rastro por donde sea posible. Sin embargo, nuestras jefas son tan malas para chatear que se equivocan de remitente o se creen por completo las cadenas que circulan por ahí. Así como al estar al teléfono, cuando envían mensajes de voz gritan en la grabación, porque por alguna razón creen que el micrófono no las escucha. En el peor de los casos su evolución es tanta que decide usar como imagen de perfil una fotografía en la que apareces cuando estabas en tu peor momento.



No todas las mamás son iguales, eso está claro, pero quienes han logrado entender las nuevas tecnologías siempre tienen sorpresas para sus hijos. Eso sí, cuando tu mami te pida ayuda para entender lo que está utilizando, considera que alguna vez ella te cambió el pañal, te alimentó, te llevó en la panza, se preocupó por ti como nadie, y que lo menos que puedes hacer ahora por ella es dedicarle un poco de tu tiempo.

Porque a veces las mamás quieren imitar a sus hijos, nunca está de más preparar a las mentes jóvenes para lo que les espera en el futuro. Serás el vivo retrato de tu madre.

Tags: ternurita madres

5


Más de Ay Ojón


Te puede interesar