Diez películas que te alegrarán el día


Hay películas para reír y hay películas para llorar, pero un magnífico logro son las que nos hacen reír y llorar, al mismo tiempo, de felicidad y de emoción.

Porque nos llenan de vida, porque nos otorgan lecciones, porque nos permiten pasar un buen rato y en especial, porque ponen una sonrisa en el rostro.

Estas son diez recomendaciones para pasarla bien y terminar con mejor buen humor.

Un buen año





Uno no pensaría que una película de Ridley Scott protagonizada por Russell Crowe pudiera ser la mejor dupla para pasar un buen momento, pero esta historia lo es. Aunque es un drama, no es para decaerse, porque también es una historia que habla de las segundas oportunidades y de arriesgarse cuando hemos perdido el principal objetivo en la vida, ser feliz. No es una historia pesada, al contrario, es un romance ligero con buenos momentos y grandes actuaciones.

Empezar de nuevo





Un musical pero no al cien por ciento, más bien una historia en donde la música tiene un papel muy importante. Aquí un productor toma bajo su tutela a una cantante independiente que no quiere fama y fortuna, sino la oportunidad de ser creativa y compartir con el mundo una que otra canción, en especial ahora que su exnovio se ha convertido en asediada estrella del medio. Este es más que una comedia o romance, es una película sobre, precisamente, disfrutar cada momento y hacer que todo, a toda costa, valga la pena.

Encantada





Un poco de magia, música, comedia y encanto, literal. Aunque es un producto Disney, no es tan meloso porque su dosis de alegría y colorido está más bien canalizada, es decir, hasta se ríe de sí misma. Sí, es una historia sobre príncipes y princesas, pero habla más de romper esas barreras que nos encasillan, para atreverse a salir al mundo, que cualquier otra cosa. Perfecta para el que busca algo sencillo pero entretenido que se enfoque en las cosas buenas por las que vale la pena vivir la vida.

Stardust, el misterio de la estrella





Una historia con mucha magia y fantasía pero que los realizadores han sabido guiar hacia la aventura y el buen humor. Hay de todo y para todos, desde magia hasta romance, desde el enemigo malvado, o enemigos y malvadas en este caso, hasta el despistado, el luchador, el creyente y el aventurero. Vivir la historia es vivir la travesía, siempre llena de energía, de sus personajes, lo que la hace una aventura perfecta para desconectarse de todo.

Wimbledom





Un romance pero no uno cualquiera. Ambientado en un escenario poco explorado, el mundo del tenis, a primera vista parece una historia de amor como muchas otras, pero hay que destacar que el desarrollo de la historia es bastante dinámico, lo que hace que la película sea disfrutable y distractora. Hay muchas secuencias de juego, pero también hay muchas lecciones de vida. Obviamente respecto al romance, pero también en relación a no olvidar que el miedo que nos detiene muchas veces es autoimpuesto.

Alexander y un día terrible, horrible, malo... ¡muy malo!





Esta divertida comedia familiar tiene muchos puntos a su favor, el elenco que trabaja frente a la pantalla hace un trabajo excelente, la dinámica funciona al cien por cien y las risas provienen de situaciones en las que toda familia común y corriente seguramente se ha visto reflejada en más de una ocasión. Una historia sobre valores que se sustenta en las desventuras caóticas de un grupo de personajes que eligen ver lo mejor de las peores situaciones.

Escritores de la libertad





Inspiradora en todos los sentidos, esta historia, que además está basada en hechos reales, entra de lleno en temas como el poder de la palabra escrita, la importancia de hablar y dialogar con el prójimo, de expresar temores y anhelos, de luchar por lo que se quiere en la vida o de la realidad de un mundo en el que es difícil cambiar. Pero cuando un profesor te pone a escribir un diario en clase y alienta el debate abierto entre compañeros sobre temas como el racismo, sólo cosas buenas pueden pasar.

Amigos





Porque el mundo no es perfecto pero eso es lo que lo hace hermoso, esta historia llegó para tomarnos por sorpresa y recordarnos esa lección que muchas veces se queda enterrada en el fondo de nuestra memoria. La improbable pero encantadora amistad entre un hombre parapléjico y su cuidador es el eje de esta historia maravillosa, única y especial. Fuera los prejuicios y nada de resentimientos, parece decirnos la película, un mensaje sin duda ejemplar.

Un despertar Glorioso





El ser positivo tiene su lado bueno y esta película es perfecta para ejemplificarlo. La historia se centra en Becky Fuller, una productora de televisión que está decidida a sacar todo el potencial de cada oportunidad que se le presente y cuando le dicen que se mude a Nueva York para salvar un noticiero matutino con los peores raitings, no habrá otra que pelear contra corriente. En este caso el tono alegre hace a la historia aún más entusiasta, lo que deja una buena dosis de energía, bueno, positiva.

Tu última oportunidad





La película es de esas historias independientes que funciona y trascienden gracias a los pequeños detalles. No es un romance como tal pero sí habla evidentemente de darle una segunda oportunidad al amor, o dicho de otra manera, nunca decirle que no a una oportunidad. La historia habla de una amistad entre dos adultos mayores que hasta antes de su encuentro creían que la soledad era lo único que les quedaba en la vida. Las magníficas actuaciones de Emma Thompson y Dustin Hoffman definitivamente engrandecen el relato.

Tags: top películas cine

757


Más de Ay Ojón


Te puede interesar