Películas exitosas a las que nadie les tenía fe


Cuando uno tira los dados, parte de la adrenalina que sentimos proviene de esa incertidumbre y la posibilidad del éxito, en contraposición con la misma posibilidad de fracaso.

En el cine esto no puede ser tan bueno que digamos. Una película se planea, se traza el camino que se espera que siga y se hace todo lo posible porque lo logre, desde campañas publicitarias hasta análisis de tendencias para saber qué temas son mejores abordar según el ambiente social que se siguen en ese momento otras cintas exitosas.

De vez en cuando, sin embargo, algún proyecto se saca la lotería, incluso cuando parecía que no lo haría y cuando muchos pensaron que tenían tatuada la palabra ‘fracaso’ en el ADN.

Búsqueda implacable





Con Liam Neeson a la cabeza, era evidente que no sería un completo desastre, pero nadie pensaba que sobrepasara las mínimas expectativas que se tenían en ella. Nadie vio venir el sorpresivo éxito que se anotó, ni los implicados. La acción simple y sencilla cumplió y además gustó, tanto que este concepto se convirtió en trilogía y luego en serie de televisión. Nada mal para un proyecto que se supone pasaría desapercibido.

Star Wars





La verdad es que muchos se rieron burlonamente de este proyecto mientras estaba en producción. El concepto sonaba muy sacado de este mundo, literalmente, y se pensaba que sería el gran fracaso de la década. Todo cambió el día del estreno, cuando Una nueva esperanza logró que se hicieran las filas afuera de los cines para verla. Secuelas y secuelas son sólo un indicio del legado del filme, con la popularidad de este mundo ficticio en la cultura como evidencia de su consolidación.

Olimpo Bajo Fuego





Para cuando se anunció y se programó su estreno, sonaba como otra película de típica acción del estilo: héroe salva al mundo y al presidente de los Estados Unidos, él solito y contra todas las balas del mundo. De paso había otra película similar que se lanzaba en aquellas mismas fechas, La caída de la Casa Blanca. Por si no fuera poco, a Gerard Butler tampoco ya no se le tenía mucha fe. Con todo en su contra, sin embargo, el filme se volvió un hit, que de paso abrió el camino para convertirse en franquicia.

El proyecto de la bruja de Blair





Ejemplo claro de éxito rotundo, en especial cuando se trata de producciones independientes y de muy bajo presupuesto convirtiéndose en un triunfo consolidado en taquilla. La idea no sonaba muy bien en papel, una película de miedo que no era de miedo y bajo el estilo de historias que se basan en decir que el material en pantalla es real y fue encontrado, para a través de él contar un evento sucedido, supuestamente verídico. Muchos creyeron que de verdad era algo que había sucedido, lo que creció su popularidad y la hizo tan aceptada como festejada.

Iron Man





No hay forma de concebir el ambiente actual cinematográfico sin esta Iron Man, la película que lo inició todo. No era realmente la primera de su tipo ni el primer superhéroe Marvel llevado a la pantalla grande, pero fue el parteaguas que abrió camino para que el resto de sus compañeros de cómics llegaran a las salas de cine. En aquel tiempo era como un experimento que se esperaba saliera por lo menos a flote. La buena realización le ganó aplausos y el resto, pues es historia.

Titanic





Este clásico que ahora se encuentra entre las películas más taquilleras de la historia en su momento fue una moneda al aire. Hubo muchos problemas y retrasos en la producción y la masiva cifra que costó hacerla tenía temiendo a varias personas que mandara a la bancarrota a los involucrados. Pero entonces se estrenó en cine y la gente quedó encantada con esta historia de amor que ahora es referencia obligada en la historia del cine.

John Wick: Otro día para morir






Pintaba para ser otra película cualquiera de acción. Algunos además decían que todo lo relacionado con Keanu Reeves ya no podía sorprender y que un proyecto tras otro era no más que una versión reciclada de una misma idea ya vista cientos de veces antes. Entonces llegó esta película y de alguna forma pasó de ser un proyecto como cualquier otro a un éxito en taquilla. Fue tan aclamada por los fans que se hizo una secuela, todo para avivar esa chispa que nadie se esperaba en primera instancia ver.

Tags: top películas cine

162


Más de Ay Ojón


Te puede interesar