¿Todavía te acuerdas de Josh Hartnett?

Hubo una época en la que Josh Hartnett iba a ser la nueva estrella de Hollywood, y teóricamente lo fue, por un breve momento en el que ganó fama, participó en varias películas conocidas y se convirtió en la obsesión de muchas jovencitas.

Su primer trabajo en el cine fue nada menos que Halloween H2O: Veinte años después, la séptima película de la saga, protagonizada por la mismísima Jamie Lee Curtis.



De ahí le siguieron algunas pequeñas pero aclamadas cintas, como Aulas Peligrosas, de Robert Rodriguez, y Las vírgenes suicidas, de Sofia Coppola, de 1998 y 1999 respectivamente. O el drama romántico del año 2000 llamado Aquí en la tierra, co protagonizado por Leelee Sobieski y Chris Klein.



Poco después de esto le llegó el papel que le ganó mayor éxito, Pearl Harbor, donde compartió créditos con Kate Beckinsale y Ben Affleck.




A pesar del éxito de la película, destrozada por la crítica pero aclamada por los fans, la carrera de Josh no despegó del todo o como se esperaba. Siguió haciendo muchas cintas, pero nada que lo consolidara como estrella indiscutible.

Salió en La caída del halcón negro, en un papel secundario; 40 días y 40 noches, una comedia romántica que casi nadie vio; Hollywood: Departamento de homicidios, una película cómica junto a Harrison Ford a la que no le fue muy bien; Sin City, igual en un papel muy pequeño; o 30 días de noche, una especie de película de horror sobre una invasión de vampiros en un pequeño pueblo en Alaska, que dejó a los fans del género, y la novela gráfica en que se basa, decepcionados.



Todo esto sucedió en la década del 2000 y sin una película que fuera éxito rotundo, la popularidad de Harnett se fue apagando.

Esto no fue del todo malo para el actor, que entonces decidió enfocarse en cine más independiente, alejarse un poco del foco público y reorganizar su agenda. “Estaba en la portada de todas las revistas. No podía ir a ninguna parte. No me sentía cómodo en mi propia piel. Estaba solo. No confiaba en nadie. Así que volví a Minnesota y volví a reunirme con mis viejos amigos, terminé volviendo a estar con mi novia de la escuela secundaria por un tiempo, y no hice ningún rodaje durante 18 meses. Todavía estoy encontrando mi camino a través de todo eso", dijo en 2014 a la revista Details.



Encontró ese mismo año un proyecto que le llenó, la serie Penny Dreadful, a la cual por cierto le fue bastante bien entre el público y que duró tres temporadas y 27 episodios. Con ello muchos llamaron a su trabajo su regreso esperado al medio, sin embargo, para el actor lo importante no es la fama ni las películas blockbuster, sino disfrutar de su carrera. “La fama puede ser algo peligroso. Puede destruirte. Solía ponerme en posiciones en las que hablaba cuando probablemente debería haber estado escuchando. Cuando eres joven y tienes convicciones, y la fama de repente te da un micrófono, piensas: voy a contarles a todos cómo es" comentó Josh en entrevista con la revista Playboy en 2015.



Sus fans no lo olvidan, que es lo más importante, y él sigue haciendo proyectos que le interesan, más que proyectos que ´tenga’ que hacer, lo cual también es vital; además de que tiene dos hijos con su pareja, la también actriz Tamsin Egerton.

Tags: Estrellas olvidadas Josh Hartnett

157


Más de Ay Ojón


Te puede interesar