Las peores películas de lo que va de 2018


Lo bueno de evaluar periódicamente el desempeño de algo es poder hacer un análisis de lo bueno, lo malo y lo feo.

El cine no es la excepción, con tantas películas estrenadas cada día, cada semana, es importante saber que no todo es lo suficientemente entretenido o de calidad.

Nos acercamos a la mitad del año y es momento de ver lo peor que nos ha dado la cinematografía este 2018.

Sherlock Gnomes





El detective más famoso hace su aparición en esta secuela animada que nadie pidió. La idea, es como en la primera, integrar un poco de literatura clásica (en la anterior se evocaba el romance de Romeo y Julieta, de Shakespeare), sin embargo aquí el relato carece de suficiente encanto o humor divertido como para resultar entretenida. Pasó mucho tiempo entre la primera y segunda película, lo que crea un desfase, pero aparte una vez más el proyecto parece un vehículo para integrar canciones de la persona a cargo, Elton John. Nada como para recordarla.

Un viaje en el tiempo





Si decían que era una novela inadaptable era por algo. Aparte de la furia de los conocedores del libro acusándola de ser un desastre en ese intento de brinco de la página a la pantalla, el resto de la gente notó que la película divagaba demasiado y carecía de algo que realmente la hiciera fantástica. Los temas que plantea (como el bullying) no se profundizan, la supuesta aventura es muy plana, la comedia falta de chispa y el tratamiento audiovisual simplemente carece de espectacularidad. Algunos dijeron que era aburrida, otros dijeron cosas peores.

15:17 Tren a Paris





Se trata más bien de una rotunda decepción, tomando en cuenta los ingredientes con los que cuenta: Clint Eastwood dirigiendo, una historia basada en hechos reales y las personas que vivieron el hecho protagonizándolo en pantalla. Trata del acto heroico de tres hombres enfrentando a un terrorista en un tren, sólo que el acto en sí dura como diez minutos de película. El resto es una narrativa al vacío que nos introduce a quiénes son estos tres jóvenes y qué los llevó a tomar dicho tren. Al final es un relato sin verdadero impacto, lo que lo hace lamentable.

Deseo de matar





Ni la fama y presencia de Bruce Willis en el protagónico pudieron levantar este proyecto que además se estrena en el peor momento posible. La historia trata de un hombre que decide tomar justicia en sus propias manos luego de que la policía no hace nada contra la gente que atacó a su esposa e hija. El problema es que con los recientes tiroteos vividos en Estados Unidos y el tema sobre control de armas tomando importante papel de debate, el proyecto simplemente no resulta atrayente para casi nadie. El tema de la violencia alejó a las audiencias pero incluso quienes la vieron, dijeron que es una historia floja.

La paradoja Cloverfield





Esta película dividió opiniones como ninguna otra y es que los fans de la saga esperaban algo espectacular y no recibieron todo lo que querían. Para algunos esta tercera entrega resulta simple y hasta divertida, con algunos argumentos (viajes a universos paralelos y paradojas de espacio-tiempo) realmente interesantes. Otros dijeron que a pesar de estos elementos intrigantes, el todo quedaba soso y sin chiste, lo que al final resultaba tanto un desperdicio de potencial como una pérdida de tiempo. Algo así como demasiada espera para tan poco. El hecho de que las intenciones iniciales de estrenar en cine fueran desechadas y se eligiera en su lugar distribuir por Netflix, más que sonar como estrategia astuta hizo pensar a la gente que no le tenían mucha fe al proyecto.

Tropa de héroes





Parecía tener lo necesario para ser un relato destacable, está basada en hechos reales y tiene a Chris Hemsworth como protagonista. Al final, hubo varios errores de realización, una historia llena de clichés, mucho tiempo perdido que no lleva a nada, falta de contexto para entender realmente las dimensiones de lo que sucedía y una trama dolorosamente plana. No es realmente una película de acción como se creía, pero incluso como drama de vida resulta poco atractiva, pues no ofrece nada que no se haya visto antes. Habrá quien diga que al menos distrae, pero la verdad es que es fácil olvidarla después de verla.

Tags: películas top películas malas

958


Más de Ay Ojón


Te puede interesar