Vuelven las buenas peleas del rap: Drake vs. Pusha T

Es como un ritual de pasaje en el rap
Esta semana la riña entre el rapero canadiense Drake y el rapero estadounidense Pusha T se intensificó, para la satisfacción de las miles de personas que estamos al pendiente de esta guerra sucia llena de insultos, chismes, elementos del pasado sacados de contexto y groserías, ya saben, como la política mexicana.

Ambos raperos se habían insultado indirectamente desde hace más de 10 años, sin embargo desde el año pasado los ataques han sido más directos y feroces. Drake, con su vasta experiencia de pelearse con casi todo el mundo, lanzaba versos en los que se burlaba de su rival por su falta de prominencia y éxito comercial mientras que él gozada de exposición internacional y rompía récords en las listas de Billboard.

El contraataque de Pusha T fue letal, ya que en su canción lanzada esta semana, titulada The Story of Adidon, Pusha tocó temas personales, como la negligencia del canadiense hacia su productor que está a punto de fallecer, menciona un supuesto hijo al que niega y concibió con una actriz pornográfica, pero el detalle que afectó más a Drake e hizo que perdiera miles de seguidores fue la portada que se usó para la canción, la cual mostraba al rapero sonriendo mientras estaba maquillado al estilo Blackface.





La imagen causó indignación entre muchos de sus fans, quienes al verificar que se trataba de su ídolo, profesaron su odio, pero ahora se sabe que esas fotos forman parte de una campaña que pretendía exhibir de manera cruda la cruel realidad que enfrentaban las personas afroamericanas en la era Jim Crow. A esto me refería con los elementos del pasado sacados fuera de contexto.



Drake se vio afectado porque se tardó en siquiera explicar las imágenes, y cuando lo hizo, su rival lo acusó de ignorar los problemas que atañen a los negros en la actualidad, y que sólo se cree uno de ellos cuando ejerce rap, género musical creado por los negros.

Otro duro golpe fue cuando Pusha implicó que Drake usa a su padre, el cual es negro, para validar su lugar en la comunidad, en vez de mostrar afección autentica por su progenitor. Eso es muy personal... y nos encanta.



Aún es muy pronto para determinar a alguien ganador, en especial porque es muy probable que el canadiense responda con otra canción aún más explícita y dañina, pero por ahora Pusha T lleva la delantera, por que Drake necesita reivindicarse, tiene que hacer algo si no quiere que sus fotografías con blackface sean el comienzo del fin de su carrera.

Tags: CELEBSTARS Hip.hop

87


Más de Ay Ojón


Te puede interesar