¿Qué pasó con Adela Noriega?

Adela Noriega es de esas actrices que todos reconocen fácilmente en pantalla. Podremos no haber visto nunca una telenovela completa donde salió, pero sabemos quién es.

Será su trayectoria, su característico cabello pelirrojo o el hecho de que es de esa gente que tanto hombres como mujeres gustaban por igual, en parte gracias a una imagen pública cuidada que siempre se comportó de forma correcta y amable. Algo así como que realmente a nadie le cae mal, lo que hace que el público la recuerde en buenos términos.



Su primer gran protagónico llegó gracias a Quinceañera, telenovela de corte juvenil transmitida entre 1987 y 1988 y co estelarizada por Thalía, Ernesto Laguardia y Rafael Rojas.



Después realizó el proyecto Dulce Desafía en ese mismo 1988 y años más tarde María Bonita, producción colombiana. Tras ese tiempo filmando en Latinoamérica, Noriega regresó a su natal México y firmó contrato con Televisa. En 1997 graba María Isabel, una de sus telenovelas más emblemáticas al lado de Fernando Carrillo y en donde interpreta a una joven de origen indígena que llega a la Ciudad de México y en donde con la yuxtaposición entran en juego temas como la discriminación, el personaje de Noriega recibiendo constantemente burlas sin fundamento por su origen humilde.



Su siguiente gran papel lo obtuvo al siguiente año con El privilegio de amar, telenovela donde compartía créditos con Helena Rojo, Andrés García, René Strickler y Cynthia Klitbo, entre otros. Ambientada en el mundo del modelaje, la historia de amor fue uno de los grandes éxitos de la época y la que consolidó a Noriega como grande del espectáculo en México y Latinoamérica.



Sus siguientes trabajos no ganaron tanto triunfo como los anteriores, El Manantial de 2001, Amor Real en 2003 y La Esposa Virgen en 2005. Tampoco nunca transitó al cine, excepto por un par de películas realizadas por allá de los 80’s. Además de que fuera de las telenovelas, no había mucho dónde verla.



En la televisión sólo salió en Cachún cachún ra ra, programa cómico en el que Adela sólo estuvo de 1984 a 1987.



En 2008 protagonizó la que hasta ahora sería su última telenovela, Fuego en la sangre, al lado de Elizabeth Álvarez, Nora Salinas, Eduardo Yáñez, Jorge Salinas y Pablo Montero. Y en cuanto el programa terminó Adela se alejó del medio artístico.



Siempre al margen de la prensa y el ojo público, poco se supo de la verdadera razón por la que se alejó de la televisión, aunque se dijo que fue por motivos de salud lo que, a pesar de las ofertas, declinó. Recientemente comenzó de nuevo a especularse que Noriega padece cáncer, una enfermedad que por cierto fue la razón de la muerte de su madre en 1995.



A principios de este junio Juan José Origel, por ejemplo dijo en su programa ‘Con permiso’ que la actriz se encontraba en Europa para iniciar tratamiento, aunque no especificó qué tipo de cáncer podría padecer Noriega.

Tags: Estrellas olvidadas Adela Noriega

1002


Más de Ay Ojón


Te puede interesar