7 Series esperadas que fueron grandes decepciones

Hay proyectos de televisión tan anunciados y promocionados que crean tanta expectativa alrededor de ellos que no se espera sino éxito rotundo, porque se supone que la excesiva parafernalia es sinónimo de grandeza y confianza en el trabajo que se presenta.

Pero el fracaso puede llegar cuando menos se espera y sorprender de la peor manera posible. Así les pasó a estas series, muy esperadas por las audiencias y muy abucheadas tras su estreno.

Believe





Detrás de la serie estaba nada menos que Alfonso Cuarón, que acaba de ganar el premio Oscar como mejor director por Gravedad. Ello hizo que la expectativa por esta serie de televisión de ciencia ficción creciera, lamentablemente, a cambio hubo un programa demasiado cliché y forzado que de paso sufrió tantos cambios creativos conforme avanzaba la historia que no pudo pasar de su primera temporada después de tantos tropiezos. Trataba de una niña con poderes sobrenaturales, la organización secreta que busca protegerla y el gobierno que realizó experimentos con ella que intenta recuperarla. Tal vez el show simplemente lo intentó demasiado y se enredó.

Inhumans





Parecería que el universo Marvel no puede fallar en nada, pero lo ha hecho, en la televisión sobre todo. Este proyecto primero se planeó como una película, pero luego decidieron cambiar abruptamente de rumbo y visionarlo como una serie de televisión, compañía además de Agentes de S.H.I.E.L.D., un puesto que simplemente parece estar destinado al fracaso, véase por ejemplo la cancelación de Agente Carter y el piloto fallido de Most Wanted, que seguiría a dos agentes de S.H.I.E.L.D. en su huida tras dejar la organización. Inhumans fue anunciado con bombo y platillo y los primeros episodios incluso se entrenaron en cines, pero fue calificado como soso y caricaturesco, una burla a la audiencia. No pasó de la primera temporada.

Joey





Cuando Friends terminó dejó consigo un extraño vacío que muchos intentaron rellenar, con programas de comedia similares que por lo regular no alcanzaban esa dinámica y/o fórmula irrepetible que hizo de Friends un éxito. Por supuesto, entonces llegó Joey, un spin off que se centraba en este personaje y en su camino a la fama en Los Ángeles, donde intenta despegar su carrera como actor. Nunca fue ni tan divertido ni tan envolvente como Friends y algunos dijeron que se trataba de sólo una forma de forzar un show creado con el único fin de explotar un concepto que ya había corrido su curso. Duró, sorpresivamente, dos temporadas.

Aquarius





Una serie protagoniza por David Duchovny y que trata de la investigación relacionado con los asesinatos perpetuados por Charles Manson en los 70’s. Parecía que el programa tenía los ingredientes para ser épica, hablando de una historia real que conmocionó al mundo pero al mismo tiempo siendo un programa sobre investigación policíaca, todo dramatizado y con un actor conocido en el papel del protagonista. Sin embargo, algo falló porque el show nunca levantó. Duró sólo dos temporadas pero la historia quedó inconclusa, dejándolo además en más decepción y furia que regocijo.

Vinyl





Fue una serie producida por HBO y creada por, entre otros, Mick Jagger y Martin Scorsese. Se ambientaba en el escenario musical de los 70’s, en donde el protagonista, dueño de un sello discográfico, intenta levantar su compañía. El todo permitía un escenario de drama donde imperaba el lema: sexo, drogas y mucho ‘rock and roll’, pero nada de esto atrajo a la audiencia, que casi no se acercó a ver a estrellas como Olivia Wilde o Bobby Cannavale en pantalla. El que se esperaba fuera un éxito contundente, fue cancelado dos meses después de transmitir su décimo episodio, esto después de que inicialmente se le diera una segunda temporada. Lo que significa que le fue tan mal en la primera que la productora se echó para atrás en sus intenciones de seguir con el show.

Charlie’s Angels





Este reboot de 2011 era un intento de revivir, de nuevo, la franquicia. Fue producido por Drew Barrymore, quien también estuvo tras las películas de 2000 y 2003, bastante exitosas en su propia defensa. En este caso la serie faltó de encanto, dinamismo y una historia suficientemente interesante, lo que resultó en un fracaso entre la audiencia y la crítica, que la llamó desde vacía o lamentable hasta aburrida. No había chispa, eso es cierto, porque no sólo faltaba de contenido, algo así como que no se modernizó adecuadamente, sino que además el trabajo frente a la pantalla tampoco era el mejor, lo que le ganó muchos abucheos.

Los Muppets





Con la película de los Muppets de 2011, estos personajes volvieron a ser estrellas. Aunque a su secuela no le fue tan bien en taquilla, alguien en 2015 pensó que sería redituable traerlos de vuelta a la televisión. Estos icónicos personajes son parte de la cultura popular y tienen un legado indiscutible en el cine y la televisión, pero con todo y esto la serie no resultó como se esperaba y los productores se toparon con números de audiencia muy bajos que ponía al proyecto en entredicho. En lugar de darles otra oportunidad para una segunda temporada, cancelaron el programa, dejando sorprendidos a varios pero agradecidos a otros más.

Tags: series top

583


Más de Ay Ojón


Te puede interesar