7 de los más penosos remakes de la historia

A veces volver a lo básico no funciona
A veces la reinvención no es un concepto entendido de manera correcta, por lo menos no en el cine, porque no se trata sólo de, por ejemplo, tomar una película existente para y darle otro toque moderno y volver a filmar; hay que, además, ser propositivo, novedoso y creativo. No tiene caso hacer copias exactas pensando que la fórmula por mérito propio será suficiente para sobrellevar el proyecto.

Igual hay clásicos del cine que, no se tocan. Nunca. Estos graves errores de la cinematografía, remakes de otras versiones, son una tortura; una verdadera pena.

Psicosis





El filme original de 1960 de Alfred Hitchcock es un parteaguas gracias a su modo de filmación y tratamiento de la historia. Irrepetible y demasiado importante para el cine, de cualquier forma alguien en 1998 pensó que sería bueno hacer un remake. No sólo eso, hacer del remake una copia calca, misma historia, mismos planos, mismos movimientos de cámara pero otros actores. Sobra decir que el resultado, aunque dirigido en esta ocasión por el reconocido Gus Van Sant, fue homogéneamente odiado y dejado en una caja simbólicamente destinada para todos esos filmes que sólo generaron repudio.

El planeta de los Simios





Hay algo mágico en el filme e 1968, un tipo de ciencia ficción que no era tanta ciencia pero sí mucha ficción, lo que capturó la mente e imaginación de las personas. Su propuesta era única, era algo nunca antes explorado y revolucionó una industria en busca de ideas nuevas. Después de muchas secuelas el proyecto dejó su huella, hasta que Tim Burton hizo una especie de remake en 2001. Fue tan mala que casi mata la franquicia, hasta que años después salió un nuevo reboot que inició una nueva trilogía y la gente simplemente hizo como que la versión protagonizada por Mark Wahlberg nunca existió.

Fama





Fama es de esas películas simbólicas que aunque se estrenó muchos años antes de nuestros tiempos, aún son vistas (vueltas a ver o descubiertas) y recordadas con alegría. La música, el movimiento, ols adolescentes viviendo una historia sobre crecimiento, amor, amistad o desesperación, si bien marcó a una generación, sigue teniendo su eco. A lo mejor las generaciones siguientes vivieron en sus años una nueva versión del concepto, desde Vaselina hasta High School Musical, sin embargo, el verdadero crimen llegó con el intento de replantear la historia con un remake de 2009. No sólo esta versión no le llegaba a la idea original, sino que no daba en el clavo en nada, ni música ni actores ni personajes.

Robocop





La original de 1987 fue de esas películas pequeñas que poco a poco fue ganando seguidores. Tenía acción, su dosis de pelea y violencia y un tanto de reflexiones sobre un tema de fondo que resultaba intrigante, la combinación entre hombre y máquina, así como la modernización de automatización, productor de la presencia de las máquinas, en efecto. Si esto era en los 80’s, la lógica es que una versión de 2014 fura mucho, mucho más en cualquier de estos rubros. No obstante, no pudo con el paquete pues se sintió a años luz que su predecesora, hecha casi 30 años antes. Por supuesto, fue un fracaso entre la crítica.

Annie





Darle un toque moderno que pusiera a la historia ambientada en el siglo XXI sonaba como algo que no podía salir mal, pero contra todo pronóstico, esta propuesta no tuvo el éxito espera. No era que el giro abierto a la diversidad y la inclusión no fuera bueno, volviendo a Annie, esa pequeña con mucho corazón, en una niña de raza afroamericana. Es que la fórmula no capturaba la verdadera chispa que alguna vez demostró ser la fuerza detrás de ‘Anita la huerfanita’. Este remake de 2014 fue tan acartonado como meloso sin sentido. En lugar de salir del cine con un aura de alegría y buena vibra, uno salía feliz pero porque al fin se había acabado la película.

Carrie





Este remake de 2013 fue una verdadera desgracia, en especial para los fans del libro o del filme original de 1976. Hay algo importante en la relación entre Carrie y su madre que ayuda a entender la dinámica que lleva a loss personajes a actuar como lo hacen, algo que Chloe Grace Moretz y Julianne Moore nunca lograron capturar en la versión más actual. La confusión y desesperación de la protagonista, ocasionada tanto por su ingenuidad como por su falta de conocimiento, más el abuso de su madre, es clave que sostiene el relato, pero el remake tampoco logró sacarlo a flote. Al final, verla sólo sirve para querer correr a ver a Sissy Spacek y Piper Laurie en la original.

Invasión





Invasion of the Body Snatchers de 1956 es un filme perfecto. No sólo está bien realizado y capta perfecto la atención de la gente con misterio, horror y suspenso, sino que tiene bastante subtexto sobre ‘humanos suplantados’ como para hacerla relevante, incluso más de 50 años después de su estreno. Las siguientes versiones de este concepto distan mucho de lograr un impacto parecido. Y si bien la película de 1978 mantiene un ritmo decente que la hace entretenida, las versiones de 1993 y 2007 son un verdadero desastre. Esta última protagonizada por Nicole Kidman y Daniel Craig es además más que decepcionante, risible incluso; mucha acción y cero tema, o trama, que parece decirnos que tiraron la toalla y luego como que parcharon, esperando que el espectador no se diera cuenta de lo mala que es.

Tags: REMAKES top películas

161


Más de Ay Ojón


Te puede interesar