Las extrañas historias de los mundiales

¿Listo para la inauguración de Rusia 2018? aquí te enterarás de cosas extrañas que han sucedido a lo largo de esta fiesta deportiva histórica.
La copa mundial de la FIFA se ha caracterizado por ser un evento que reúne no solo países y selecciones de fútbol, también hace que se confronten de manera amistosa y pacífica muchísimos países y culturas, y por que no, podamos conocer historias fuera de serie.

Pero también los atletas que participan en este evento cargan consigo anécdotas extraordinarias y fuera de lo común. Aquí te contaré algunas cosas fuera de serie que ocurrieron en diferentes ediciones de este evento.

EL DIVINO MANCO





Héctor Castro, mejor conocido como el "divino manco" en su natal Uruguay, fue un jugador y entrenador de este deporte, quien se llevó el cariño y la ovación de sus compatriotas. Fue el jugador que marcó el primer gol de su selección como anfitriona del mundial en 1930, y también quien le entregaría el título de campeones del mundo; El primer gol fue el único del encuentro que libró contra Perú, mientras que el segundo de su carrera mundialista fue en la final, durante el minuto 89' ante su igual de Argentina.

Héctor Castro fue una figura muy emblemática y querida por los aficionados al fútbol de su país, y no sólo destacó por ser un jugador que dio el gol del campeonato, sino también tiene la singularidad de ser hasta la fecha, el único jugador en la historia de las copas mundiales en jugar, pesé a carecer de una de sus extremidades.

Fue a la edad de 13 años cuando Héctor cortó accidentalmente su antebrazo con una sierra eléctrica, dejándolo manco, pero esto no represento adversidad alguna para levantar una copa del mundo junto a sus compañeros.

LUIS MONTI, DOS NACIONALIDADES, DOS FINALES, DOS AMENAZAS DE MUERTE.





Luis Monti fue un jugador de nacionalidad italo-argentino, quien posee también un título histórico en ser el único jugador hasta ahora en haber jugado dos finales de la copa del mundo, en diferentes selecciones nacionales. La primera en 1930 junto a Argentina, y la segunda ocasión en 1934 junto a Italia.

No obstante, también fue amenazado de muerte por varios italianos fascistas de aquella época, bajo la influencia de Benito Mussolini; La primera amenaza de muerte la recibió si se consagraba campeón junto a Argentina en 1930, mientras que la segunda fue recibida junto a sus similares de Italia, en caso de que perdieran la final.

NO SOLO MONTI FUE AMENAZADO DE MUERTE DOS VECES.





Tocando el tema de las amenazas de muerte por parte del famoso Mussolini, este hombre amenazó de muerte dos veces a su selección nacional, en las ediciones de 1934 y 1938. Los futbolistas italianos no podían regresar como subcampeones en caso de perder el último encuentro de 1934, y para 1938 debían mantener el campeonato por orden de Benito. El fascista sostenía el pensamiento de que siendo Italia la nación campeona de fútbol en el mundo, lograría consolidar más la imagen de su nación ante el mundo, por lo que llego a obsesionarse con la idea de mantener su país como campeón del fútbol mundial.

Por último, Benito obligó a la selección italiana a jugar el último encuentro del mundial de 1938, portando una camiseta negra; evidenciando más el fascismo que imperaba en esta nación europea ante los ojos del mundo.

UN PERRO ENCONTRÓ LA COPA DEL MUNDO





Durante la gira de exhibición de la copa mundial, por celebrarse en Inglaterra rumbo al año de 1966, ésta fue robada nada más y nada menos que en la ciudad de Londres, capital del país británico.

Los titulares de los periódicos de aquella época gritaban a los 4 vientos que en vísperas de la fiesta deportiva, el trofeo había sido hurtado y nadie sabía dónde podría localizarse su paradero o alguna pista.

El jefe de seguridad, suplicó a los reporteros de la BBC guardar calma, y que los cuerpos policiacos hacían lo imposible por descubrir donde se encontraba la copa. No obstante, se logró descubrir que le robo fue efectuado durante la guardia de un oficial, cuya edad sobrepasaba los 70 años y dejo de vigilar un momento la copa con tal de poder cenar.

El periodista Dave Corbett, fue quién por azares del destino y gracias a su perro 'Pickles', logró encontrar el trofeo del campeón del mundo, ubicado en un jardín y envuelto en periódico.

Cuando Dave descubrió que había logrado encontrar su perro, tras sacarlo a pasear y ver que Pickles se dirigió inmediatamente a un coche, la curiosidad lo mato, desenvolvió la copa y se impactó. Muchas reacciones llegaron a su cabeza, principalmente el querer explicar como es que logró dar con ella gracias a su mascota, y evitar querer ser considerado sospechoso en el hurto. Al final, el robo se acusó a un ex militar llamado Edward Bletchley, quién pasó dos años en prisión. Para Corbett y Pickles, la fama mundial cayó sobre ellos, pero lejos de sentirse incomodos, les cayó como anillo al dedo. Recibieron una mención honorífica, una recompensa de $1.500 USD y una enorme cantidad de entrevistas para la prensa internacional.

Tras ganar Inglaterra esa edición como local, ante un partido memorable contra Alemania; Dave y Pickles fueron invitados a celebrar junto a la selección nacional.

¿Crees que en Rusia se viva una historia como estas?

Tags: Mundial Rusia 2018

152


Más de Ay Ojón


Te puede interesar