Pósters que les hicieron enormes spoilers

Un poster de película es un material publicitario. Se trata de un cartel diseñado para interesar a la audiencia e invitarla a ver la historia que se propone.

Hacer un buen poster de película requiere mucho trabajo, imaginación, creatividad, capacidad de sintetizar y habilidad para crear expectativa, interés y misterio.

Para una sola película pueden lanzarse varios carteles, según el lugar o público que se trate. Estos son algunos muy fallidos que con la imagen elegida revelan el giro o el final de sus historias, echándolas a perder para su audiencia.

Pompeya





La erupción del volcán Vesubio en Pompeya no es algo que no sepamos que ocurrió, al contrario, es un hecho que se sabe y ha investigado ampliamente. En una película sobre lo sucedido evidentemente no puede cambiarse el desenlace, y claro que sabemos que nadie sobrevivió. Lo importante entonces es la historia detrás previo al trágico fin. Incluso así, hacer de la imagen final del relato el poster promocional no es algo muy funcional que digamos.

10 Cloverfield Lane





Este mundo de ciencia ficción funciona más que por sus criaturas, por el misterio detrás de ellas. Y se trata más de un drama sobre supervivencia, que la invasión en sí de seres extraños. Por su puesto, su agregado es ver a estos seres en pantalla y darse cuenta que todo el suspenso vivido sucede en el mismo mundo invadido por estos monstruos. Entonces, verlo todo en el cartel publicitario ya no hace que se sienta el mismo nivel de tensión y asombro ante la gran revelación.

Terminator Génesis





Parte de lo importante e interesante de esta saga es el viaje en el tiempo y cómo la historia se reinventa al ir cambiando el desenlace de destrucción por las máquinas que parece inminente. Con este reboot se prometía darle la vuelta al juego, pero no hay mucha sorpresa cuando la gran sorpresa, hacer a John Connor el malo de la historia, está ya plasmado en el poster, que de entrada ya nos lo muestra convertido en mitad máquina.

Carrie





La escena donde Carrie es bañada en sangre durante su baile de la graduación es icónica, pero no hay por qué sobreexponerla, pues así pierde impacto. Si bien hacer una comparación entre la dulce Carrie y la chica torturada por sus compañeros, aunque una buen imagen para interesar al público en el relato, le quita chispa a la historia y el recorrido del espectador a su lado, que está ahí para ver cómo las circunstancias llevan a la chica al límite

Lo Imposible





No importa que esté basada en una historia real, la angustia proviene de conocer si esta familia separada durante una alerta de tsunami tras un terremoto logra encontrarse y sobrevivir ante la adversidad. Sí, lo importante es el viaje y la lucha, pero cuando el poster te dice que todo saldrá bien, mostrando el reencuentro, la emotividad de cuando la escena sucede en pantalla pierde mérito, lo que al final es simplemente una pena.

Phone Booth





Hay una razón por la que la participación de algunos actores en ciertos proyectos permanece casi escondida; es porque son parte de la gran revelación al final de la historia. Ese es el caso en este filme de thriller, excepto que el cartel no sólo promociona a Kiefer Sutherland como actor participante, sino que lo revela en escena. No tiene mucho sentido cuando de lo que se trata es de que el protagonista descubra quién lo está torturando por teléfono.

Vaselina





Todos saben de qué va este clásico musical, pero imaginemos ver este poster en la época en que se lanzó la película. A primera vista no tiene nada de malo, hasta que nos damos cuenta que en la imagen aparece Sandy tras su cambio de look, que es el punto culminante de la historia, cuando ella y Danny por fie se dejan estar juntos. Sabiendo de esta transición de por medio, la decisión del personaje no causa el mismo impacto cuando se realiza el cambio de ropa y maquillaje, porque ya se sabe cómo se verá la chica.

Tags: cine películas

144


Más de Ay Ojón


Te puede interesar