8 Series que merecían una segunda oportunidad, pero no la tuvieron

Una serie de televisión a veces necesita tiempo para maravillar a su audiencia. Sí, su primer episodio y la primera tanda de su recorrido es importante, pero también está claro que un programa va creciendo conforme progresa y sólo así puede explorar propiamente sus temáticas y a sus personajes.

Parece que la gente y los productores tiraron la toalla con estas series de televisión, pero por el potencial que tenían frente, a muchos les parece que debieron darles otra oportunidad.

¿Será? ¿Algún otro programa que añadir a esta lista de series de televisión que no pasaron de la primera temporada, pero debieron?

Awake





Era un drama con un elemento de ciencia ficción que daba mucho espacio para las reflexiones, todo envuelto en el modelo de ‘el caso de la semana’, un crimen que el protagonista, un policía, debía resolver, todo mientras va desenterrado una posible conspiración dentro de su precinto. El gancho de este show era que el detective, tras un accidente, de pronto un día despierta en una realidad donde su esposa está viva y su hijo murió, y al siguiente día vive en un mundo donde es al revés, donde su esposa es quien murió. Muchas posibilidades que a veces se unían, pero que cerraron de una forma tal vez no abierta, pero sí dejándonos con ganas de más.

Alcatraz






Hay gente que está segura que después de Lost, muchos programas intentaron ser quienes cargaran con la antorcha, show con misterio, suspenso y explicaciones no tan coherentes que dejaran a la audiencia metida en el drama e intentando resolver el acertijo. Uno de estos programas fue Alcatraz, que trataba de la investigación policiaca en el presente que conecta con el pasado, cuando en esta isla en San Francisco, en 1963 cuando aún funciona como prisión, desaparecen varios reclusos. En el presente los reos comienzan a reaparecer, pero sin haber envejecido y sin recuerdos de lo que pasó. Un misterio con el suficiente halo de incertidumbre que nunca tuvo tiempo de aterrizar nada.

Almost Human





La dinámica entre los protagonistas era suficiente para dejarnos con ganas de más. Era un programa sobre detectives resolviendo casos ayudados por la tecnología del futuro, pues la historia se ambientaba en el año 2048. Había una serie de misterios respecto al tipo de realidad en la que estos personajes vivían que al show nunca le dio tiempo de profundizar, el grupo rebelde liderado por la ex novia del protagonista que lo traiciona y quien lo deja por muerto en un ataque, motivo además por el que el policía es mitad máquina, además de la constante mención de una sociedad que vive ‘del otro lado del muro’, que los fans nunca lograron conocer realmente. Había hacia donde crecer, eso es seguro, sólo que tal vez el show tardó demasiado en poner todas sus cartas sobre la mesa.

Forever





Para los fans esta cancelación es una de las más penosas, dolorosas y trágicas que existen. Su punto de vista no es único y es que hasta la crítica especializada se dijo sorprendida de que la cadena productora detrás del proyecto no decidiera continuar con este concepto único. No era nada que no se haya visto antes, eso sí, un médico forense trabajando con la policía para resolver casos, algo que logra gracias a sus habilidades deductivas de Sherlock Holmes. Lo interesante era que además este hombre es inmortal, no puede morir y por lo tanto está decidido encontrar cómo dar fin a su condición. Había un buen balance entre los casos aislados y el crecimiento de la mitología del concepto, pero por alguna razón, se decidió que continuar no merecía tanto la pena.

Defying Gravity





Esta serie de televisión tal vez hubiera tenido otro destino si se hubiera transmitido en otra época. Era una extraña pero eficiente combinación entre dramas de vida y un programa sobre astronautas en una misión misteriosa. Sorpresivamente ambos géneros le daban una buena dinámica, en especial gracias a que iba develando de qué iba la misión secreta, que algo tenía que ver con ser de otro planeta, así como una línea narrativa fragmentada que deambulaba entre el presente y el pasado, durante el entrenamiento de los astronautas y cómo es que fueron elegidos para ir al espacio. No era un programa que se metiera mucho a la ciencia, sino más bien a la ficción, pero era muy eficiente en lo que hacía, además de que el rumbo al que parecía dirigirse, un ser cuya energía podría cambiar la existencia humana, daba mucho para el futuro.

The Player





La mera presencia de Wesley Snipes ya era un incentivo para los fans de la acción, pero por otra parte el concepto y formato del programa hacían que el show fuera más que peleas y persecuciones, sino que hacía que el todo fuera divertido, en el sentido de exageradamente irresistible. Se trataba de un experto en seguridad que se involucra en una especie de juego de apuestas, donde los adinerados participantes que ponen su dinero al aire deben elegir si creen que el protagonista, el jugador o The Player, lograría detener a criminales antes de que éstos terminen por cometer su fin. De paso, al protagonista se le daban todos los recursos, legales o no. Un tipo de programa perfecto para distraer la mente, de esos que no se complican y que poco a poco puede nir creciendo su universo ficticio, con alguna que otra conspiración. Cortaron sus alas muy pronto, al parecer.

Limitless





Este programa ya tenía puntos a su favor por tratarse de una adaptación a la pantalla chica de una película protagonizada por Bradley Cooper. El show no era un reboot o un remake, sino más bien continuación, con el personaje de Cooper apareciendo de vez en cuando en pantalla. El resultado era un programa dinámico que utilizaba su premisa, drogas que hacen al protagonista una de las personas más inteligentes del mundo, a su favor, resolver casos para el FBI. En la serie el chico trabajando con las autoridades, por supuesto, debía mantener la existencia de la droga en secreto, por lo que era vital mantenerse al margen de muchas cosas. La historia creció a un ritmo increíble y fue desglosando el mundo de ficción en que sucedía, pero no pudo continuar su camino.

Good Girls Revolt





La historia era más atractiva aún por el hecho de ser relevante en esta sociedad actual que lucha por la equidad de género y los derechos de las minorías, sin embargo, parece que los número de audiencia no fueron suficientes para mantener este programa a flote, lo que es una pena. Esta serie de Amazon que sólo duró una temporada trataba sobre el tras bambalinas en los años 60 de la organización de algunas mujeres peleando por el movimiento a favor del derecho de las mujeres, todo mientras trabajan en una publicación editorial, una revista en Estados Unidos, en nada menos que el área de noticias. Era más que drama o una lección de historia, era también un ejemplo de lucha que mucho se necesita en esta era. Aunque un drama perfecto para abrir los ojos sobre el tema de la inequidad de género laboral, sólo hubo diez episodios.

Tags: top series

278


Más de Ay Ojón


Te puede interesar