Pequeños personajes de cine que acapararon la atención

Robarse el show no está fácil, sobre todo frente a la pantalla grande, porque los personajes protagonistas están diseñados para brillar y sorprender, para llamar la atención y acapararla.

Pues estos personajes secundarios, con todo y que están al fondo de las escenas y aparecen sólo esporádicamente para apoyar en la historia, robaron cámara total y completamente.

El hombre pálido en El laberinto del Fauno





Ivana Baquero hace un debut actoral impresionante como el centro de esta historia ambienta en España durante la guerra. Y sin bien la mitología detrás de su viaje de fantasía, real o simbólico ¿Había hadas o era su forma de lidiar con la situación?), el verdadero eje es precisamente la amenaza de guerra y cómo afecta la vida de esta chica, que vive rodeada de soldados. Es este ambiente sobresale este personaje pálido y sin ojos, que se vuelve foco de atención debido a sus peculiaridades físicas. Todos recuerdan su imagen, incluso si no vieron la película.

Agente Smith en Matrix





El recorrido de Neo se vuelve una aventura épica gracias a las preguntas filosóficas que el concepto plantea para la audiencia, pero más allá de la presencia de Trinity o Morpheus para que Keanu Reeves complete o no su misión, otra de las piezas clave en este viaje es el Agente Smith, magistralmente interpretado por Hugo Weaving, quien vuelve a un personaje que bien pudo haber quedado plano y sin personalidad en más que un villano. Lo hace una presencia amenazante latente, alg o que no está fácil con toda la parafernalia alrededor.

Aaron Stampler en La raíz del miedo





No por nada Norton se llevó una nominación al Oscar por su trabajo, pues es impecable en lo que hace frente a la cámara. Entonces era casi un desconocido y la trama se centra más que en él, en el abogado interpretado por Richard Gere, con personajes secundarios a su lado de parte de Laura Linney y Frances McDormand. Es Norton no obstante quien se lleva la película, como el manipulador y aparentemente indefenso joven acusado de asesinato, quien se hace pasar por un inocente y hasta tartamudo chico inseguro, cuando en realidad es culpable.

BB-8 en Star Wars: El despertar de la fuerza





Sabemos que estas sagas no van libres de personajes icónicos, ya sean de fantasía mitológica (inventados, no humanos) o de robots que se convierten en parte vital de la cultura popular alrededor de las películas. Y ese es BB-8, un droide al que no le hace falta hablar para comunicar cosas, para hacernos reír, para hacernos querer luchar a su lado y para vitorear por él cuando ayuda a los héroes de la historia. Es como un amigo fiel, cariñoso, intrépido y muy inteligente que hace todo más fantástico con sólo estar ahí. Todos queremos nuestro propio BB-8. Todos.

Sargento Dignam en The Departed





Mark Wahlberg había hecho muchas películas de muchos géneros distintos a lo largo de su carrera, pero desde hacía años se había encasillado en montajes sencillos de acción o comedia. Sorprendió sin embargo con este personaje en Los Infiltrados, una de las grandes películas de Martin Scorsese, protagonizada por Leonardo DiCaprio, Jack Nicholson y Matt Damon, entre otros. Wahlberg recibió varios aplausos por su trabajo y la gente se preguntó ¿cómo es que no hace más películas como esta si es tan bueno en ello? Y lo seguimos diciendo.

Les Grossman en Tropic Thunder





Esta comedia de parodia tiene entre sus filas a grandes de la cinematografía como Robert Downey Jr., Jack Black, Ben Stiller, Steve Coogan o Danny McBride, la mayoría de ellos expertos en la comedia. Fue sorpresivamente Tom Cruise quien con su casi cameo se convirtió en el personaje más comentado de toda la película. Cruise se burla de sí mismo y del sistema hollywoodense con su maquillaje exagerado, sus maneras estrambóticas y su sinsentido al hablar, lo que finalmente lo hizo memorable.

Jeffrey Goines en 12 Monkeys





Bruce Willis podrá ser el protagonista de esta historia de ciencia ficción, pero quien añade verdadera esencia al relato sobre viajes en el tiempo es el personaje de Brad Pitt, Jeffrey, un joven dentro de un hospital psiquiátrico que liderará una revolución en nombre de la libertad que cambiará al mundo. Mientras Willis es el típico héroe de acción, Pitt le añade un poco de excentricismo y ‘locura’ a su interpretación, suficiente para resaltar y hacer que sus palabras además tengan gran impacto en el debate temático.

Tags: top películas cine

51


Más de Ay Ojón


Te puede interesar