6 Películas que te romperán la cabeza


No todo es ‘ABC’ en esta vida, sobre todo en el cine. Y no es que una estructura sencilla de historia sea algo malo, para nada, es que hay películas cuyas temas y narrativas se enriquecen precisamente gracias a la formas como son contadas y la manera como plantean a su audiencia reflexionar sobre sus temática.

Ya sea que se trate de trabajos con amplio simbolismo en pantalla, con mensajes más abiertos a debate que respuestas sentadas con precisión, o ambigüedades que obligan al espectador a sacar sus propias conclusiones, hay películas que nos dejan con varias interrogantes y sólo después de un tiempo las logramos aterrizar.

Estas son de esas películas que dejaron a la gente pensando un buen rato. A lo mejor hay que verlas varias veces, a lo mejor hay que darles un poco más de tiempo de reflexión, de una y otra manera, son interesantes y eso es lo más importante.

Arrival





Esta cinta de ciencia ficción nos habló sobre la trascendencia del ser, la comunicación entre las personas y la posibilidad de vida inteligente más allá de nuestro planeta. Verla no es algo sencillo y es que hay mucho que digerir, desde la posibilidad de que el tiempo puede concebirse de otras formas a las que estamos acostumbrados (¿pasado, presente y futuro en un mismo plano?), pero también respecto a la forma de comunicación y el lenguaje entre los seres vivos. Poner sobre la mesa las zonas grises sobre las que transitan conceptos como ‘el bien’ y ‘el mal’ es uno de os grandes logros de este proyecto.

Shutter Island





Este thriller protagonizado por Leonardo DiCaprio es de esas cintas que dejan elementos al aire que pueden entenderse desde diferentes perspectivas. ¿Era el protagonista realmente un policía que llegó a investigar lo que pasaba en la isla pero que fue ingresado al hospital psiquiátrico para poder controlarlo? ¿O es que siempre fue un interno quien imaginó toda la investigación policiaca como forma de lidiar con su pasado y la muerte de su familia? Lo mejor es que hay elementos que sostienen ambas teorías. Excepto que al verla con detenimiento, una teoría es más clara que la otra.

The Nen Demon





Hay muchas cosas bizarras respecto a este relato capaz de dejar a más de uno con una interrogante enorme. Suspenso, terror y farsa, todo alrededor de un tema, la obsesión por la belleza. Una joven aspirante a modelo llega a Los Ángeles captando la atención de fotógrafos y diseñadores. Su rápido ascenso desata la envidia de otras modelos, pero también cambia su actitud inocente por soberbia. ¿Qué puede de haber raro en esto? Ideas sobre lo sobrenatural, para empezar. Al final, por ejemplo, una chica cree que comiendo el cuerpo de la otra ganará su ‘esencia’, o lo que es lo mismo, se volverá ella la nueva obsesión de los fotógrafos. Por supuesto esto tiene más sentido si se entiende que todo es simbólico, no literal.

Enemy





Está basada en el libro de José Saramago, El hombre duplicado. Y aunque hay muchos elementos generales paralelos a la novela, también tiene algunas libertades creativas. La base respecto a reflexiones sobre la naturaleza del ser está presente, eso sí. No todo es tan raro si se le absorbe con mente abierta, un hombre que de pronto ve a un sujeto idéntico a él y comienza a seguirlo. Hasta descubrir no sólo que puede que no sea el único duplicado que existe, sino que podría tomar su vida y sustituirse por el otro. La película dejó a varios perplejos por la integración de un elemento simbólico no presente en la novela, arañas. Este elemento añade a la historia pero también confundió a otros cuantos.

Prometeo





La precuela tenía emocionados a los fans, que creían que recibirían todas las respuestas que alguna vez surgieron de la saga clásica del cine, Alien. Sin embargo, los que creían que las respuestas serían absolutamente claras y concretas, quedaron o decepcionados o confundidos. No es que los realizadores se fueran por la tangente, es que incorporaron elementos sobre la ‘creación’ relacionada con unos seres alienígenas que a algunos les resultó ‘extraña’. Bueno, no olvidemos que Prometeo fue, en la mitología griega, un Titán que robó el fuego de los dioses para dárselo a los hombres.

Under the skin





Es un relato de ciencia ficción pero no esperemos ni invasiones alienígenas ni naves espaciales, si bien, simbólicamente, muy simbólicamente, la película tiene ambos elementos en su narrativa. Se trata de una mujer, alienígena, que ‘seduce’ a los hombres, los convierte en sus presas. ¿Para qué? Pues digamos que, para comerlos. Bien podríamos decir que se trata de un ensayo experimental visual que pone en la mira a la sociedad desde los ojos de alguien ajeno al planeta, para observar e intrigarse por la existencia de la raza humana, donde por supuesto sentimientos y emociones son un elemento ajeno al alienígena. Y entonces no se trata tanto de entender qué quiere el ser extraterrestre o cómo es que llegó al planeta, sino lo que hace, el qué refleja del hombre en sí. Una mirada que hace que la película no sea nada sencilla de ver.

Tags: top películas cine


Más de Ay Ojón


Te puede interesar