Precuelas de cine que quedaron en el olvido

Una precuela nos lleva al pasado de la cronología de la historia, para explorar aquello que sucedió antes de que la película que lo iniciara todo tomara lugar.

Algunos ejemplos han sido interesantes, exitosos y celebrados, por ejemplo la saga de Star Wars o lo hecho por la franquicia de Alien, pero otros no se llevan ningún aplauso.

De hecho, muchas de estas precuelas quedan en el olvido, por malas o por poco relevantes. Estos son algunos ejemplos.

Pan



El clásico animado de Disney es excelente por muchas razones y el resultado es que a más de 50 años, nadie ha logrado superarla en legado. La película de Hook, con Robin Williams hizo lo más que pudo y es una historia amada por los nostálgicos, mientras que la versión de 2003, que recuenta el mismo relato que el cuento literario, con dificultad alcanzó a ser vista. Hay otra versión sin embargo, la precuela de 2015 protagonizada por Hugh Jackman. Se encontró en medio de la controversia por elegir a Rooney Mara para el papel de Tigerlily, de procedencia nativa americana. De paso, la crítica destrozó a la cinta, así que ahora sólo pocos aún la recuerdan.

Hannibal Rising



Sólo Anthony Hopkins puede interpretar a Hannibal Lecter como se debe, pero a esta precuela en realidad no le fue tan mal que digamos, excepto porque pocos la vieron. Lanzada mucho después que El silencio de los inocentes, su secuela y la tercera parte, Dragón Rojo, esta película de 2007 tiene al actor Gaspard Ullliel en el papel de Lecter. Está ambientada en la Segunda Guerra Mundial y la idea es descubrir cómo este joven se convirtió en el villano que todos conocemos, sin embargo, tampoco es que logre muy bien su cometido y es que para algunos, más que humanizar al personaje, lo destrozó.

El rey escorpión



Los verdaderos conocedores saben que esta precuela toma lugar, en la línea temporal dentro de la ficción, 5000 años antes que los eventos de La Momia (versión protagonizada por Brendan Fraiser). Pero sólo los absolutamente devotos saben que hay cinco cintas de esta saga, lanzadas en 2002, 2008, 2012, 2015 y 2018. La primera fue protagonizada por Dwayne Johnson y aunque el resto no, y pocos haya oído de ellas, y no tengan el más grande de los éxitos, lograron llegar más lejos (¡cinco películas!) que la saga original, que se quedó en tres.

Dumb and Dumberer: When Harry Met Lloyd



Sin Jim Carrey ni Jeff Daniels en los papeles principales, el proyecto estaba intentando alcanzar un éxito que difícilmente iba lograr. Escoger a dos actores poco conocidos para dar vida a los protagónicos, personajes de Carrey y Daniels pero de jóvenes, tampoco fue la mejor estrategia. Y poco importó su Eric Christian Olsen y Derek Richardson hicieron o no un buen trabajo (no mucho, por cierto), porque esta es una precuela que, número uno, nadie pidió, y número dos, pocos se preocuparon por mirar. ¿Cuál era entonces el propósito de realizar esta cinta? Esa sigue siendo la pregunta del millón.

Exorcist: The Beginning



Aunque la cuarta película de la saga, ésta es precuela directa de la clásica de terror de 1973. El actor Stellan Skarsgård toma el papel del cura Lankester Merrin, en una historia ambientada muchos años antes de conocer a Regan MacNeil. Esta versión sin embargo no otorgó el suspenso o terror suficiente como para convencer a la crítica. Un dato interesantes es que al siguiente año fue estrenada Dominion: Prequel to the Exorcist, otra precuela con Skarsgard también en el protagónico. Resulta Morgan Creek Productions quería hacer una precuela y se la encargó a Paul Schrader, pero cuando no les gustó el metraje, comenzaron de cero con otro director, Renny Harlin, que hizo Exorcist: The Beginning. Schrader no obstante logró que su cinta fuera estrenada en cines, si bien tampoco fue muy bien recibida.

Tags: top películas cine


Más de Ay Ojón


Te puede interesar