8 Series que decayeron en cuanto se hicieron populares

La popularidad siempre es buena, ¿no? No siempre, a veces la fama hace que un producto decaiga o se confíe, y entonces falle. Por lo menos así sucedió con estos programas televisivos, que comenzaron muy bien pero de pronto, porque no se hizo más que hablar de ellos, no tardaron a decaer.

Es como si el éxito hubiera sido su kryptonita, como que la popularidad en realidad los hirió.

¿Alguna otra serie que agregar a la lista?

Heroes





La serie no estaba pensada para pasar de la primera temporada y por eso parece que hacia la recta final de esta fase todo parecía ir cerrando con naturalidad. Excepto que alguien vio el éxito como una oportunidad para seguir explotando el producto y el resultado fue un declive de calidad. Por supuesto, peor fue el reboot de años después que ni contaba con el elenco original.

True Detective





No hay duda que la primera temporada fue un hit gracias tanto al trabajo frente a la pantalla como detrás. La calidad de imagen era tan envolvente como el manejo narrativo alrededor de un misterio intrigante. Y entonces llegaron los premios y con ello la iniciativa de seguir adelante con el concepto. Aunque fuera una antología, cada temporada con su propia historia diferente, no funcionó una segunda vez.

Arrow





Fue la que lo comenzó todo y es gracias a Arrow que después llegó The Flash, Legends of Tomorrow y hasta, eventualmente y tras un cambio de televisora, Supergirl. Se tomaba el tema de los superhéroes de forma más seria y llena de acción, en lugar de exagerada y caricaturesca, sin embargo no supo mantener su calidad de historia, en especial pasando de su tercera temporada.

Grey’s Anatomy





¿Cuántas temporadas más habrá de esta serie de televisión? En su inicio su concepto fue, para describirlo de la mejor manera, refrescante. Había otras series de doctores pero los realizadores combinaron bien el drama con los casos médicos. Y luego llegaron los escándalos, los cambios y la atención, y entonces se volvió tan repetitiva como sobre dramática, y así llevamos ya años.

Desperate Housewives





Adictiva pero no durante todas sus temporadas. Al principio había misterio como una perfecta dosis de comedia con drama estilo ‘telenovela’. Pero conforme progresaba la historia esa esencia que la hacía un placer culposo cambió para hacerla un programa mucho más convencional, lo que cual resultó tan decepcionante como molesto. Y todo a partir de que intentaron hacer más, cuando no hacía falta.

Prision Break





Esta serie fue presa de su propio concepto y es que si la idea es sacar a alguien de la cárcel, en cuanto salen obviamente la premisa se gasta. Es por eso que al inicio se pensó que pudiera manejarse como una película y luego aceptaron hacer una serie corta. No obstante, su éxito fue tan sorprendente que alguien decidió alargarla y en un punto, ya ni cárcel había en sí.

New Girl





Cuando inició llamó la atención porque era una comedia plagada de curiosidades, es decir, no era la típica comedia boba sino más bien un programa divertido por sus irreverencias y las peculiaridades de los personajes y las situaciones en las que se veían envueltos: la protagonista llegando a vivir a un departamento lleno de chicos. Sin embargo, poco a poco tanto hablar de ella sólo hizo que se rebuscara demasiado.

Bones





Resultaba muy entretenida porque además era de esos programas en que ‘el caso de la semana’ y la fórmula dinámica se crecía por los personajes y el concepto del show. Decayó precisamente por la misma razón, porque terminó por ser repetitiva y de paso hasta su trasfondo, la historia de los personajes, no supo renovarse sin resultar molesta. Y pasó de ser de los grandes de la televisión a esas series que sólo ves de vez en cuando.

Tags: series top


Más de Ay Ojón


Te puede interesar