Illuminati: Lo que pasa cuando creemos en estupideces

Las conspiraciones del 11 de septiembre tienen más sentido
Los humanos, especialmente los menos inteligentes, tiene inclinación a creerse toda porquería que salga de la boca de alguien que suene seguro de sí mismo o con evidencia que por más frágil que sea, nadie se tome la molestia en refutarla; algunos ejemplos son la religión o la homeopatía, pero sin duda la más estúpida en los últimos años (junto con la cienciología) es la conspiración sobre los Illuminati.



Una cosa es cierta, los Illuminati como grupo secreto si existieron y tal vez lo sigan haciendo, pero no como muchos creen. La secta más famosa e incomprendida del mundo se originó durante el siglo XVIII como una respuesta al oscurantismo y al autoritarismo de la iglesia, Estado, y élites poderosas, integrada por hombres privilegiados, económicamente estables e intelectuales.



Al igual que cualquier organización antigua y que es exclusiva, con el tiempo la desinformación y la idiotez humana, en la actualidad, por alguna razón, ahora los Illuminati son sinónimo de un control total del mundo y reptiles disfrazados como personas... ¿Qué?.



La idea actual de que los Illuminati controlan todo y son los cerdos capitalistas más grandes de todos es en realidad una combinación de la conspiración del Nuevo Orden Mundial, que estipula que un cierto grupo de personas controlan

TODO

.



Estas conspiraciones tienen la misma evidencia de que existen como los fantasmas: todas son patrañas e interpretaciones de algo desconocido. Es cierto que nuestro planeta es manejado por los más ricos (no, no los Rothchild), pero cuando escuchas los argumentos de los que creen en los reptilianos y los adoradores del ojo que todo lo ve, no puedes evitar que están hablando de un guión de una película barata.



El simbolismo Illuminati es tan diversa e interpretativa que prácticamente todo es Illuminati: los triángulos, los ojos, el dinero, el éxito, el sol, el agua, etc. Añadiendo más a la suposición de que todo es un chiste que se salió de control.



Por mucho que me guste criticar este movimiento, tal vez yo esté equivocado, existe la posibilidad de que todo esta idea descabellada resulte ser cierta, porque así como no hay evidencia concreta de que existan, lo mismo pasa cuando queremos probar que son falsos y entramos en el eterno dilema del escepticismo

Lo que puedo decir con certeza es que no hay que creernos todo lo que leemos, hay que cuestionar e investigar. Suena divertido y aterrador que puedan existir este tipo de organizaciones, nuestro miedo de vivir controlados por un montón de personas que viven en la discreción nos hace inclinarnos a determinar que todo eso es cierto, pero el mundo es demasiado caótico como para que algo así esté pasando, porque nunca falta un chismoso o un error que deje a la organización expuesta.



Lo que debería aterrorizarnos es que existen grupos verdaderos y lejos de la ficción que cumplen con las características que tanto amamos de las conspiraciones, un ejemplo muy cruel pero acertado es el de las organizaciones internacionales del trafico sexual de niños existe, es muy secreta y hay complicidad entre gobiernos, pero sabemos que existe y que es controlada por la gente poderosa. Con las porquerías Illuminati, por lo menos inconscientemente sabemos que nunca nos afectaran como la vida

real

.

Tags: APESTA Illuminati


Más de Ay Ojón


Te puede interesar