Rage Against the Machine: La música como arma de protesta

Sus canciones están en el playlist de todo chairo
Si eres una persona involucrada en la política, has asistido a protestas reclamandole al gobierno, sabes lo que se siente que se estén quemando tus ojos luego de estar en contacto con gas lacrimógeno y te han llamado chairo más de 5 veces, entonces es muy probable que en tu lista de reproducción tengas la discografía completa de Rage Against the Machine.



En caso de que no seas nada alternativo, la banda es conocida por su mezcla entre rock y rap con un poco de funk, siendo complementada por la peculiar voz del vocalista Zack de la Rocha y el estilo único y característico de Tom Morello para producir riffs. Acompañados de Tim Commerford y Brad Wilk , quienes tocan el bajo y la batería respectivamente, juntos forman una de las bandas más políticamente cargadas y rebeldes que han pasado por MTV.



La banda ha sido antigobierno, anti explotación laboral, antiguerra, anticapitalista y muchas otras cosas asociadas con la izquierda desde el inicio de su carrera; un ejemplo de esto es Kinlling in the Name, canción que critica fuertemente a la policía de los Estados Unidos, acusándolos de racistas y promueve una retórica que se opone el matar a las personas, declarando que el homicidio nunca está bien.



Todas las canciones de la banda atacan a la clase dominante y proponen que el pueblo se levante a nte los abusos y tiranías de la élite que controla al resto de la sociedad menos privilegiada.

Su estilo agresivo y letras sociopolíticas los convirtieron en un fenómeno mundial durante la década de los 90s, antes de su separación, pero cunado la banda se reunió de nuevo, alrededor de 2007, comenzaron una gira europea bastante exitosa, apareciendo como el acto estelar de varios festivales alrededor del mundo, incluyendo Coachella en California.



Su activismo político no sólo se li itó a sus canciones, los integrantes han estado involucrados con movimientos sociales desde que alcanzaron la fama, como cuando protestaron desnudos en Lollapalooza de 1993, denunciando la censura por parte del grupo llamado Parents Music Resource Center (PMRC).



Zack de la Rocha, al igual que el resto de la banda, siempre ha apoyado a los oprimidos, particularmente el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), incluyendo su bandera como parte de la escenografía en sus conciertos más recientes.



RATM no ha lanzado un álbum con material nuevo desde el año 2000, la banda sigue gozando de relevancia y demanda, con millones de admiradores implorando un reencuentro y nuevas canciones, ya que el panorama político actual es un desastre y las personas buscan a alguien que con una voz más grande que comparta sus ideales.



La música no debe ser del todo política, pero actos como RATM son apreciados y necesarios. Hay artistas que sólo se dedican a producir canciones alegres y bailables, y está bien, pero justamente por eso necesitamos que existan actos de conciencia social, que combinen la buena música con participación política y social, porque siempre es mejor afrontar nuestros problemas con arte, y Rage Against the Machine es la banda perfecta para llevar a cabo la misión.

Tags: CELEBSTARS música


Más de Ay Ojón


Te puede interesar