6 series Netflix que fracasaron

No todas las series Netflix alcanzan el éxito; sí, la plataforma ofrece muchas posibilidades y nunca ha estado tan de moda como ahora, pero afortunada o desafortunadamente, a veces sus producciones no dan en el clavo.

Algunas de las ideas en esta lista fueron polémicas, otras no convencieron y otras sonaban mal desde el principio. Estas son algunas series Netflix que no alcanzaron el éxito esperado.

Insatiable





El programa fue piloto de la CW pero ellos decidieron no continuar adelante para su producción. Entonces el proyecto se mudó a Netflix y se ordenó la primera temporada completa. Luego de lanzarse el tráiler, no tardó para que comenzara la polémica alegando que el programa estaba lleno de negatividad y que promovía el bullying. Trata de una joven que recibe burlas por su peso y quien que tras un accidente termina perdiendo varios kilos. Ahora, extremadamente delgada, decide que se vengará de la gente que se burló de ella, a través de participar en concursos de belleza. Los realizadores dijeron que era una sátira para demostrar la negatividad de reírse del prójimo, pero a la audiencia no le convenció del todo esta explicación.

Haters Back Off





Colleen Ballinger es una comediante que creó un personaje, o alter ego, llamado Miranda Sings. Tenía su canal en YouTube, donde era muy exitosa, y todo trataba de las excentricidades de esta mujer que quería convertirse en artista pero que no sólo es cómicamente mala para el canto, sino que es demasiado ‘extraña’ y narcisista, sorpresivamente de una manera que no siempre cae mal. Con más de 9 millones de suscritores en aquella plataforma, la idea se movió a Netflix, donde no jaló. Básicamente la gente que no había seguido a Miranda antes, no entendía de qué iba la cosa. Dos temporadas después del proyecto se canceló.

Hemlock Grove





Uno de los primeros shows de Netflix pero además el primerísimo en ser cancelado. Duró tres temporadas y al principio había mucha excitación por él, un programa sobre hombres lobo, producida por nada menos que Eli Roth, y con un tono así como gore, suspenso, terror, fantasía y muchas locuras divertidas. Ganó una fiel ola de fans pero en general, no tenía muy buena audiencia y, para acabarla, el coste de producción era demasiado alto; es decir, lo que costaba hacerlo era menos de lo que se ganaba por él. Curiosamente la gente lo fue descubriendo hasta después, cuando Bill Skarsgard, uno de los protagonistas, comenzó a ganar fama, especialmente tras el estreno de It.

Disjointed





Fue un experimento muy raro que nunca dio frutos. El motivo, que era una idea que nunca fue realmente buena. La persona detrás del concepto era el mismísimo Chuck Lorre; sí, el creador detrás de Two and a half men, The Big Band Theory y Mom. La serie además estaba protagonizada por la premiada actriz Katy Bates, pero a pesar del combo, la cosa no funcionó. Era algo así como una comedia sobre drogas, donde la protagonista es una activista que, en cuanto le mariguana se legaliza, comienza un negocio propio. Si la idea no suena muy interesante, es porque no lo era, y sólo duró una temporada, de 20 episodios, que para algunos, fue demasiado.

Gypsy





Esta cancelación fue una sorpresa porque pareció como si todo sucediera demasiado rápido. Apenas anunciaban la serie, ya estrenaban e tráiler; no así como así, pero casi. Y luego se estrenó como de la nada, porque casi ni tiempo dio para promocionar, y seis semanas después, pum, cancelaron el programa. Todo resulta más extraño cuando la persona encargada del protagónico era la talentosa Naomi Watts, además de que al show no le había ido nada mal entre la crítica especializada. Se trataba de un thriller psicológico sobre una terapista que se inserta en la vida de sus pacientes. Tal vez fue polémico, tal vez no conectó con la gente. Diez episodios y quedó en el olvido.

Between





Una coproducción de Netflix que se filmaba en Canadá y que nunca entró mucho dentro del modelo de la plataforma streaming. Era un show muy diferente a lo que usualmente hace esta empresa y, como es coproducción, a veces los episodios salían al día siguiente de su transmisión en Canadá. La serie iba de un grupo de jóvenes en una pequeña comunidad que deben de aprender a arreglárselas solos luego de que se esparce por el aire un virus que mata a todas las personas arriba de los 21 años. La crítica y la audiencia llamaron al show poco convincente, lento y hasta aburrido. Después de la segunda temporada, ni siquiera se preocuparon en cancelarlo oficialmente y teóricamente sigue en el limbo.

Tags: Netflix series top series fracasadas


Más de Ay Ojón


Te puede interesar