Actores que merecen ser más famosos

Es casi una pena que haya actores tan buenos en el medio del espectáculo y que la gente apenas y conozca quiénes son. La fama es algo extraño y efímero, pero también parece que muchas veces es una moneda al aire, casi casi como tener la suerte de atinarle a la lotería.

Estos son algunos actores talentosos con gran currículum, que deberían ser más famosos de lo que son, tener más oportunidades de demostrar su talento y también quedarse bien grabados en la mente de las personas.

Ben Foster





Este chico ha participado en superproducciones como Warcraft, X-Men 3 o Inferno, por ejemplo; así como ha salido también en películas ganadoras de premios, Hell or high water, The Messenger o 3:10 to Yuma. De que lo hemos visto en pantalla eso es seguro, sólo que nunca ha alcanzado un gran estatus en cuanto a fama se dice. Talentoso y multifacético, la gente luego lo reconoció porque fue pareja de Robin Wright y ahora está casado con Laura Prepon, quien sale en Orange is the new black.

Jena Malone





La joven actriz tiene una carrera impresionante que además comenzó desde muy joven. Es fácil de localizar por sus primeras apariciones. Hizo por ejemplo junto a Julia Roberts y Susan Sarandon, Quédate a mi lado. Salió como Lydia Bennet en Orgullo y Prejuicio, y como Johanna Mason en Los Juegos del hambre. Es camaleónica y merece papeles más protagónicos, porque en secundarios ya demostró que es grande, véase Donnie Darko, Cold Mountain, Sucker Punch, Nocturnal Animals o The Neon Demon.

Domhnhall Gleeson





Hijo del legendario actor Brendan Gleeson, este joven se ha hecho de una gran carrera propia. Es de esa gente que ves por todos lados pero no sabes bien su nombre. Ha salido en El Renacido, Ex Máquina, Inquebrantable, Peter Rabbit, Brooklyn, About time, Anna Karenina, True Grit, Mamá!, Dredd y, claro, como Bill Weasley en la saga de Harry Potter y, no podía faltar, su papel de General Hux en la nueva saga de Star Wars. O sea, en corto, con tanta película taquillera, premiada y conocida, es casi pecado no saber quién es.

Emily Meade





Excelente en todo lo que hace, Emily es de esa gente con increíble fuerza en pantalla y una siempre actuación memorable que, sorpresivamente, no ha sido más reconocida. Tiene sólo 29 años, así que la carrera que tiene por delante suena más que prometedora, como ejemplo está lo que ha logrado dentro de producciones como Nerve: Un juego sin reglas, That Awkward Moment o Money Monster. También ha hecho conocidas series de televisión, que es igual un camino al estrellato. Como ejemplo está su trabajo actoral en The Deuce y The Leftovers, ambas de HBO.

Jack O’Connell





Jack ha estado ganando fama como que de muy poquito en poquito. Fue la gran sorpresa como protagonista en Inquebrantable, película dirigida por Angelina Jolie, pero de alguna forma, en lugar de llegar al estrellato como cohete, ha tenido que, con paso firme, irse abriendo camino, cuando debería haber saltado a la fama en instantáneo. Money Monster, 300: Rise of an Empire o Tulip Fever han sido otras cosas donde lo hemos visto. Además de la serie Skins y la miniserie de Netflix, Godless.

Mamie y Grace Gummer





Estas grandes artistas no pueden negar que tiene un gran legado por delante, siendo dos de las hijas de Meryl Streep. Pero tampoco es que vayan por mal camino; Mamie fue protagonista de la serie Emily Owens, M.D. y apareció como Nancy Crozier en The Good Wife, además de haber participado en películas como Stop-Loss o Ricki and the Flash. Grace por su parte tiene bajo el brazo películas como Larry Crowne o The Homesman, además de salir en series como The Newsroom, Extant, Good Girls Revolt y Mr. Robot.

Tags: Actores top


Más de Ay Ojón


Te puede interesar