Ariana Grande: Princesa del pop y de las controversias

La clave del éxtio es la controversia, está comprobado
La actriz, cantante y compositora Ariana Grande es una de las estrellas más grandes del momento, y no lo digo yo, lo dicen las ventas y estadísticas que la avalan como la cantante con mayor prominencia en los últimos años, en parte debido a su talento musical, pero también se ha visto beneficiada por los escándalos que han plagado su corta pero ilustre carrera.



Comenzando su carrera profesional como actriz en Nickelodeon, apareciendo en los programas Victorious y después en Sam & Cat, rápidamente comenzó a opacar a sus coestrellas y cuando despegó su carrera musical, Ariana Grande conoció el verdadero estrellato.



A la par de su ascenso a la fama, llegaron los escándalos, como los rumores sobre su enemistad con su coestrella Jennette McCurdy sobre supuestas diferencias de salario y actitud de diva de Ariana y después cuando fue criticada por la legendaria Bette Midler quien la llamo una mujerzuela (whore fue la palabra), quien se disculpó casi de inmediato. Esos pequeños eventos aunque dieron de que hablar, ayudaron de una forma u otra a poner el nombre de Ariana en el radas de los medios, y por consecuencia, de su mercado meta.



Ariana idolatra a Madonna, la reina del pop, por lo que en lo que parece ser un intento intencional de seguir sus pasos, Grande no ha dejado de protagonizar escándalos, sean su culpa o no, al igual que la reina, por lo que no es novedad la magnitud de la fama que tiene Grande.



Su feminismo explícito también ayudó a formar su imagen, que ha dado de que hablar desde 2015 cuando ella reclamó a unos locutores de hacerle preguntas sexistas, que nunca le preguntan a los hombres, acción que le consiguió halagos.



Su primer escándalo de gran calibre ocurrió en 2015, cuando una cámara de seguridad de una tienda de donas captó a Ariana lamiendo una donas en exhibición y diciendo las palabras ' odio a los americanos (estadounidenses)', creando una de las controversias más estúpidas de la historia.



Grande fue criticada no sólo por su anti patriotismo, sino por su impertinencia y acto anti higiénico, pero la mala publicidad, terminó beneficiándola.

Tras el Donutgate, Ariana sigiuó siendo criticada por sus atuendos reveladores, sus diferentes novios en poco tiempo, su rivalidad inflada con Mariah Carey, pero en 2017 le ocurrió que ningún artista pop le había ocurrido antes, el ataque terrorista de Manchester.



El 22 de mayo de 2017, tras uno de sus conciertos, un hombre detonó bombas caseras a las afueras de la arena de Manchester, matando a 22 personas e hiriendo a más de 120, provocando un frenesí mediático y una crisis entre Ariana y los sobrevivientes.



El ataque, aunque fue un duro golpe, presentó una oportunidad muy desafortunada para probar su madurez y su resiliencia, y el 4 de junio de ese mismo año, se organizó un concierto de beneficencia en donde otros artistas prominentes se unieron a ella para dar un concierto, en donde Grande venció los demonios que el ataque le provocó.



El 2018 también ha sido un año tumultuoso para ella, desde su controversial pero bien recibido video de 'God is a Woman' hasta el acoso sexual que sufrió en el funeral de Aretha Franklin.



Todo eso dio de que hablar, pero el fallecimiento de Mac Miller, su ex novio, a quien dejó gracias a su adicción a las drogas. Tras la muerte de Miller, Ariana fue sometida una vez más a insultos machistas, porque muchas personas la culparon de haberlo abandonado y acusaron a su compromiso con el comediante Pete Davidson como uno de los factores que orillaron al rapero a su muerte.



Cabe destacar que Grande no tuvo la culpa de nada y que en efecto, como ella había dicho, ella nos la niñera de nadie y las mujeres no deben de aguantar todas las porquerías a la que los hombres las someten. Aun así, la muerte afectó a Ariana, provocando una prolongada ausencia en sus redes sociales.



El talento de Ariana es indiscutible, nadie niega sus habilidades para cantar, bailar y ofrecer grandes espectáculos, pero su carrera está siguiendo ciertos patrones de las de las súper estrellas que vinieron mucho antes que ella, tales como Michael Jackson, Madonna, Whitney Houston, y Cher por mencionar algunos. Todas esas estrellas se vieron beneficiadas por controversias que sirvieron como leña al fuego iniciado por su talento, por lo que, si Ariana sigue enfocada en su arte, su teatralidad y su imagen artística, probablemente, sea la estrella de nuestra generación, dejando a sus rivales contemporáneas (ustedes saben de quien hablo) como simplemente, contemporáneas y nada más.

Tags: CELEBSTARS música Ariana Grande


Más de Ay Ojón


Te puede interesar