Los protagonistas más pedantes de las series

Hay muchos personajes insufribles en la televisión, pero cuando se trata de los protagonistas de la historia, no sabemos si reír o llorar.

Molestos a su propia manera, exasperantes, bobos o simplemente demasiado cambiantes en su personalidad como para ser tomados en serio, estos protagonistas de series de televisión son de lo peor.

Dan Humphrey





La idea de que era el chico de fuera del círculo exclusivo, intentando ser tratado como un igual y que llegaba a romper con el estatus quo de la elite de Manhattan, debía sonar como algo interesante que hiciera a las personas empatizar con el personaje, pero Dan era todo lo contrario a alguien que quisieras a tu lado. Aspiraba a algo que no iba con él, pretendía muchas cosas con tal de encajar, se quejaba de la gente con dinero y poder pero se beneficiaba usándolos y de paso, tuvimos que soportar que se sacaran de la manga, aunque no tiene sentido, que él era Gossip Girl. Dolor de cabeza, eso es lo que era.

Emma Swan





Eso de que era la salvadora elegida porque su historia de vida era más complicada de lo que a primera vista parecía sonaba como un concepto muy bueno, alguien común que no cree en la magia que de pronto se ve en medio de una fantasía en la que ella es la clave de todo. Los cimientos sobre los que se construyó la historia sin embargo se desgastaron y Emma se volvió una piedra en el zapato. No sabía ser asertiva, no sabía investigar bien, a pesar de ser la encargada de hacer cumplir la ley, se quejaba de todo, no confiaba en nada ni nadie, no era nada buena leyendo a la gente y le daba la espalda a los que era buena con ella. O sea, terrible.

Ross Geller





El problema con Ross es que de pronto se convirtió en un personaje risible sólo para que los demás personajes pudieran hacer alguna que otra broma a sus expensas, lo que hizo que eventualmente fuera muy inconsistente consigo mismo, algo así como una burla de sí mismo. Y entonces, de pronto, un día era abusivo y controlador, luego era demasiado inteligente al grado de resultar molesto y de la nada era de pronto más que tonto como para darse cuenta de la situación absurda en la que se veía envuelto. Ese alguien que empezó cayendo bien, luego mal y luego muy mal.

Rachel Berry





Siempre estuvo claro que el show giraba en torno a ella pero el hecho de que hasta el personaje se quejara de una forma tan ególatra demandando llamar la atención era algo que existía sólo para alimentar esa actitud soberbia suya que era realmente inquietante. Peleaba por sí misma de una forma, no en la que uno entiende que hay que luchar por aquello en lo que se cree y exigir sus derechos, sino que lo hacía de una manera nada solidaria y capaz de pisotear al otro con tal de salirse con la suya. Talentosa pero demasiado ensimismada en sí misma como para no admitir que era odiada hasta por los seguidores.

Ted Mosby





Ted no era el personaje más envolvente de este show y aunque era el protagonista, era el personaje más pasivo de entre todos los involucrados, lo que lo hacía un protagonista extraño, porque no aportaba mucho a la historia. Tenía maneras extrañas pero eso no estaba mal, porque era lo que lo diferenciaba, lo que nos sacaba de quicio es que este actuar tan despistado, optimista de más, impertinente y soñador en exceso hacía que pensáramos que había algo realmente mal en él. Algo nunca positivo cuando se usa para describir a la pieza clave que relata e hila un programa seriado.

Lorelai Gilmore





Amamos a las chicas Gilmore porque había algo en su relación madre e hija que era cautivante, además de esa chispa de vida y forma tan rápida de hablar y de reflexionar sobre las cosas más extrañas de las maneras más extrañas, que era entrañable. Pero tanto Lorelai como Rory tomaron tantas malas decisiones en su vida que seguramente batieron un récord. Era algo así como que hacer exacto el opuesto de lo que se debe hacer fuera su especialidad. La verdad es que además, rara vez aceptaban cuando se equivocaban, y eso molestaba y dañaba su imagen. Nadie es perfecto, pero ni siquiera intentarlo es otra cosa.

Tags: top series friends how i met your mother Gossip Girl


Más de Ay Ojón


Te puede interesar