Las muertes más imperdonables y dolorosas del cine

Si un personaje tiene que morir, a veces su partida afecta tanto o más al espectador que al resto de los seres ficticios dentro de la historia.

Algunas partidas duelen más que otras, ya sea por el apego que se traza hacia los personajes o por la reacción y efecto en consecuencia que tienen en la narrativa.

Estas son algunas de las muertes más dolorosas que nos ha dado la cinematografía.

Artax en La historia sin fin





Este mundo de la imaginación está siendo atacada por una fuerza destructora poderosa, así que sabemos que no todos nuestros personajes favoritos podrán librarla, pero la muerte de Artax, el compañero y caballo de Atreyu en simplemente devastadora. Decirle adiós a un amigo leal no es nada fácil.

Severus Snape en Harry Potter





La muerte del personaje es un momento clave y culminante de la saga, pero es doloroso por varios puntos importantes, su sacrificio e historia al fin revelada que ahonda en el cómo y por qué defendió a Harry todo es tiempo y sin que el chico lo supiera, hace que su partida sea más cruel.

Zara en Jurassic World





La pobre Zara es como ese personaje que la historia hace que de alguna forma u otra llegues a odiar, sólo para después matarla. Lo más triste es que desde el principio se veía venir que su presencia sólo existía para que fuera sacrificada, y sin verdadera justificación, que es lo más escandaloso.

Han en Rápido y Furioso: Reto Tokio





Para cuando la cinta se lanzó, no había aún planes de crecer la franquicia como lo ha hecho hasta ahora. Desde ese punto de vista, la muerte de Han lega casi sin sentido y por tanto, dura y arrebatadora. Más adelante, cuando conocimos mejor al personaje, regresar y ver la conexión de su muerte con el resto de la saga sólo se convierte en un sufrir.

Wash en Serenity





Fierefly fue una serie magnífica por tratarse de una excelente combinación de comedia con ciencia ficción y aventura que trajo personajes entrañables. Fue cancelada pero afortunadamente hicieron una película para darle cierre, excepto que ese cierre incluyó la muerte de uno de los personajes favoritos, Wash.

Samantha en Soy leyenda





Esta historia es intrigante por un misterio que se crece gracias a la presencia de Will Smith en pantalla como un hombre que parece ser el único sobreviviente que queda en el mundo y que se acompaña de su mascota, Samantha, un pastor alemán que se sacrifica por su dueño. Escena triste, obviamente.

Tags: muertes del cine cine top películas harry poter


Más de Ay Ojón


Te puede interesar