5 reboots que sí valieron la espera

Una buena cinta queda en la memoria para siempre y una buena saga deja un legado intachable y muchas veces irrepetible.

No es poco común que Hollywood se vaya al pasado a retomar historias una vez exitosas para traerlas de vuelta con un nuevo giro o etapa de la narrativa. El resultado no siempre es favorable, pero cuando lo es, lo es en grande.

Estos son cinco reboots que no decepcionaron, al contrario. Cintas, sagas, realizadores, que de verdad resurgieron de las que ya parecían cenizas.

El planeta de los simios: (R)evolución





La cinta original es todo un suceso en el mundo del cine que lo marcó para siempre. Secuela tras secuela, de pronto el concepto se gastó. Tim Burton de pronto hizo un remake que dejó a todos desencantados y se perdieron las esperanzas, hasta que en 2011 la nueva trilogía lanzó su primera cinta. Era una forma de reorganizar la saga en una especie de precuela pero secuela que cumplió bastante bien y las subsecuentes cintas hicieron también lo suyo.

Star Wars: The Force Awakens





Esta saga es parte ya de la cultura popular y casi del ADN de muchas generaciones. Tras la trilogía original, para los 90, el mundo conoció una nueva saga, precuelas del universo ya conocido. No faltó el que quedó con un mal sabor de boca, así que se esperó mucho de El despertar de la fuerza, que saltaba a años en el futuro. Nuevos actores en los papeles principales con nuevos parsonajes que antes no conocíamos revitalizó a la franquicia y de la mejor manera.

Jurassic World





Es claro que Parque Jurásico es un clásico que no tiene comparación, por lo que las secuelas que tuvo fueron más que penosas, dolorosas. Se pensó que lo mejor era dejar la idea en paz en lugar de seguir tachando el concepto con fracasos. La sorpresa vino en 2015 con Jurassic World, una cinta llena de aventura y mucho compromiso de parte de sus realizadores que volvió a levantar el interés y amor por este mundo ficticio.

Creed





Después de la primera cinta, que se volvió un hit inesperado, comenzaron a salir tantas secuelas que perdimos la cuenta. Para 2006 con la cinta Rocky Balboa pareció que al fin todo se iba a pique. Lo bueno es que no se dieron por vencidos y alguien pensó que era tiempo de darle a Rocky un lugar diferente en la historia para centrarse en alguien más. Entonces llegó Creed, con Michael B. Jordan en el papel de Adonis Creed y un Rocky ya retirado que se decide entrenarlo. La mejor idea que existió.

Mad Max: Fury Road





Es posible que muchos ni recuerden la cinta original, y los que sí, saben bien que el tono cambia de la primera a la segunda película, y que se vuelve más de acción que su antecesora. La trilogía quedó en un mundo pasado, o mejor dicho, en una generación pasada. Así que el reboot sonó como una gran sorpresa. Nos dejó a todos sin aliento, el trabajo, el cambio de enfoque (Max es casi un personaje secundario) y la calidad en pantalla que es magistral.

Tags: El planeta de los simios tops cine Star Wars Jurassic World Creed Mad Max


Más de Ay Ojón


Te puede interesar