3 Películas modernas sobre asesinos seriales para satisfacer tus gustos morbidos

A veces, es menos perturbador ver una dramatización que un documental
Las imágenes del actor Zac Efron caracterizado como un de los asesinos seriales más infames de la actualidad, Ted Bundy, han levantado preocupaciones de que los jóvenes vayan a romantizar a este tipo de criminales sólo porque alguien guapo los interpretó en una dramatización, pero también han puesto de nuevo a las películas biográficas en el mapa.



Desde la segunda mitad del siglo XX se han producido películas que dramatizan crímenes de la vida real, particularmente cometidos por asesinos seriales y no sobre matones de una sola víctima o incidencia, por lo que recomendaremos tres cintas que valen la pena ver y conocer un poco más sobre los motivos o modus operandi de estos asesinos que ya sea por una razón u otra, ahora son parte de la cultura popular.

3- Zodiac

:



La película retrata los crímenes cometidos por el infame pero icónico Zodiac Killer, es decir, el asesino del zodiaco, quien aterrorizó a la ciudad de San Francisco a finales de los sesentas y principios de los 70s.



La cinta, dirigida por David Fincher, es considerada como una de las mejores de la década gracias al guión, la dirección, las actuaciones de los actores y por el enfoque que le dieron al enigmático asesino que escogía a sus víctimas según su signo zodiacal, por ello su peculiar apodo.



Las escenas en donde ataca y a veces mata a sus víctimas son bastante realistas y brutales, pero fieles a la realidad según los testimonios de los sobrevivientes. La película también es un muy buen ejemple de un filme policíaco, ya que también retrata como el asesino del zodiaco provocaba a las autoridades al enviarles cartas, ropa ensangrentada y mensajes encriptados, por lo que es capaz de apelar a una audiencia más amplia y no sólo a los fanáticos del crimen verdadero.

2- Snowtown

:



La mayoría de las películas sobre asesinos seriales evitan a propósito ser violentas para evitar un sensacionalismo sobre la historia que los creadores quieren contar, pero Snowtown no es así y es por mucho una de las películas más brutales que se han hecho sobre crímenes reales.



La película cuenta la historia de los asesinatos cometidos en la década de los 90s en Snowtown, un pequeño pueblo ubicado en el sur de Australia. Un aspecto notorio de esta cinta es que el director utilizó, en su mayoría, a personas locales que no tenían ninguna experiencia actuando, con el fin de darle un toque de realismo y autenticidad.



Con la calidad excepcional de la cinematográfia, es imposible adivinar que se trata del debut del director Justin Kurzel. La recepción fue generalmente positiva, sin embargo muchos criticaron la violencia extrema que retrata el filme, con un crítico comparándola con el género Snuff, pero aun así es considerada una buena película, aunque difícil de ver.

1- Monster

:



Sí, sabemos que es una película muy 'mainstream' y conocida, pero es difícil ignorar la sublime actuación de Charlize Theron interpretando a Aileen Wuornos una prostituta que mató a 7 hombres entre los 80s y 90s.

Le película cuenta la historia de Aileen, su crianza, su descenso hacia la prostitución y la razón por las que decidió comenzar a asesinar hombres. Theron es irreconocible en su papel debido a que uso prótesis y maquillaje especial para parecerse más a la persona que interpretaba, además que su actuación fue tan buena que es considerada como una de las mejores en la historia del cine, razón por la que ganó un oscar.



Christina Ricci también actuó de manera tan convincente que muchos críticos pensaron que no podía actuar e incluso Theron la llamó 'la heroína no reconocida de la película'.



Algunas personas criticaron la cinta porque según ellos, Wuornos es representada cómo una víctima y que nos hace sentir lástima por ella; algo muy común con las películas sobre asesinos seriales.



Sin duda Monster nos ayuda a comprender los motivos de Aileen, ya que su infancia, adolescencia y adultez no fueron las ideales, pero depende de cada persona, no del director ni de la película, de saber si sentir lástima o no, comprender su comportamiento no significa justificarlo, defenderlo o exigir que no se le penalice.

Por razones como esta, es raro ver que un estudio se arriesgue a producir una película sobre un asesino serial, ya que es un tema que muchos temen que se normalice y que se idolatren a este tipo de personas. Esas razones son válidas, pero es injusto que miedos no fundamentados obstruyan la creación de proyectos artísticos los cuales se han comprobado que no alimentan a una audiencia morbosa, pero entretienen e informan a los que aprecian una buena película, por perturbadora, oscura y violenta que sea.



Tags: AY NANITA asesinos seriales crimen


Más de Ay Ojón


Te puede interesar