Richard Ramírez: Asesino serial y celebridad

No hay nada más sexy que un hombre en prisión por múltiples homicidios
A mediados de los años 80s, un hombre atemorizó a varios condados de California debido a sus allanamientos, robos y asesinatos, particularmente de noche, razón por la que los medios de comunicación lo apodaron The Night Stalker o El acosador nocturno y pasó a convertirse en uno de los asesinos seriales más infames y adorados de todos los tiempos; estamos hablando del mismísimo Richard Ramírez.



Ramírez nació el 29 de febrero de 1969, en El Paso, Texas, y tuvo una infancia masomenos similar a la muchos asesinos seriales: creció en un hogar con un padre violento, obtuvo dos heridas graves en la cabeza, experimentó con las drogas desde muy temprana edad y era tímido y poco social.

Además de esas circunstancias sociales y psicológicas, Ramírez tuvo dos influencias masculinas que probablemente contribuyeron a su comportamiento criminal, la primera fue de su primo mayor, Mike, quien era un veterano de la guerra de Vietnam y quien lo enseñó fotografías explícitas de sus víctimas de abuso, como la foto de la cabeza decapitada de una mujer local y le contaba historias sobre violaciones y abuso de poder. A los 13 años, Richard presenció como su primo le disparó en la cara a su novia en una pelea doméstica, evento que provocó que él se hiciera más retraído y tímido.



En su adolescencia, Richard vivió con su hermana y su esposo, quien resultó ser un pervertido acosador que incluyó a Ramírez en sus actividades de mirón y acosador, acción que influyó demasiado en él. A los 22 años él se mudó al estado de California, en dónde comenzaron sus actividades homicidas.



El 10 de abril de 1984, Ramírez asesinó a su primera víctima, una niña de 9 años, a la que violó y apuñaló, para después colgarla desde una pipa, aunque este homicidio no se le atribuyó hasta mucho después. Su modus operandi cambió a partir de ahí, ya que él comenzó a acechar a sus víctimas de noche, irrumpiendo en sus hogares y matando a sus víctimas ya sea apuñalándolas, golpeándolas hasta morir o disparándoles con un arma del calibre .22.



Debido a que sus crímenes ocurrieron en diferentes condados de California y atacaba de noches, Ramírez se convirtió en una 'celebridad' al sembrar el terror en todo el estado y los medios se refirieron a él como El acosador nocturno, apodo que hasta el día de hoy es asociado con él.



El 30 de agosto de 1985, tras 14 asesinatos, Ramirez fue arrestado luego de haber intentado robar 3 autos en un intento de escapar de una mujeres que lo reconocieron como 'el matador' (otro de sus apodos) y presentado ante la corte con 13 cargos de homicidio, 5 de intento de homicidio, 11 de abuso sexual y 14 de robo a la propiedad privada.



Fue durante su juicio en donde él ganó aun más popularidad, llegando a tener groupies que le escribían cartas, incluyendo a Doreen Lioy, una fanática que se comprometió con el asesino en 1988 y se casaron en 1996.



Algunas mujeres irrumpieron en la corte sólo para poder ver un destello del mitificado asesino, quien gozaba de su fama. Esta parafilia es denominada hibristofilia que es cuando alguien tiene excitación sexual cuando está en una relación con una persona que ha cometido actos inmorales y poco éticos como engaños, mentiras, crímenes, etc.

En 1989, él fue sentenciado a la pena de muerte, pero Ramírez falleció en 2013, antes de que pudiera ser ejecutado, debido a las complicaciones del Línfoma en sus células B.



Hoy en día, Richard Ramírez es uno de los asesinos seriales más conocidos y populares que hay, con muchos amantes del crimen verdadero citándolo como uno de sus primeros acercamientos al mórbido y tenebroso mundo del crimen. Su impacto es palpable en la cultura popular, desde canciones hasta documentales y series de televisión; además de ser uno de los casos más estudiantes por estudiantes de criminología, psicología y derecho. Muy pocos asesinos seriales después de él han tenido un impacto mediático como el suyo, por lo que su lugar en la historia será difícil de reemplazar o si quiera igualar.

Tags: Ay NANITA asesinos seriales crimen


Más de Ay Ojón


Te puede interesar