Denunció acoso sexual, le hicieron algo horrible

Terminó renunciando
Emily Houser es una joven de Pennsylvania, que comenzó a trabajar en el restaurant Chilli's a los 16 años. Su jefe, Josh Davison, de 24 años tenía una buena relación con ella y con los demás, hasta que las cosas comenzaron a salirse de control.

Davison empezó a insinuarse y mostrar interés en Emily, a la que le daba regalos costosos, flores y propuestas de salir, a lo que la joven respondía que no.

Todo empeoró cuando el hombre esperaba a Emily a la salida de la escuela, afuera de su casa y se paraba en su ventana a las 3 am. Estos comportamientos se alargaron dos años y la chica ya no podía más.

Su jefe no paró ahí, la acorralaba, la jaloneaba o le hablaba con lenguaje lascivo y ofensivo... Hasta que un día se cansó y cambió de víctima, con una chica más joven.

Emily decidió denunciar a Davison para evitar que esto ocurriera de nuevo. Gracias a esto el chico fue reubicado a otro establecimiento, la joven se conformó con esto, sin embargo le dieron una sorpresa.

Sus compañeros, con los que tenía muy buena relación y de los que algunos eran sus amigos, le dieron la espalda. Subieron una foto muy extraña a Instagram con la imagen de un pastel que decía: “Jódete Emily Houser” y como pie de foto "Toma tu pan, zorra".

Como comentarios todos ponían #TeamJosh, apoyando al joven. Era evidente que le hicieron una fiesta de despedida, a la que asistieron desde los que consideraba sus amigos, hasta el manager general del local, quien estaba enterado de todo y quien se suponía debía mantener la información confidencial.

“El caso debía mantenerse entre nosotros dos. Éramos los únicos además de los encargados corporativos que sabíamos de la situación”.

Emily decidió renunciar al restaurant ante este terrible comportamiento.

Tags: acoso sexual compañeros

886


Más de Ay Ojón


Te puede interesar